Rubalcaba confía en que Rajoy tenga "el buen gusto" de no llevar a Tejero como primer firmante del referéndum

Actualizado 27/01/2006 16:09:50 CET

Simancas subraya que el sistema financiero del Estatut beneficiaría a Madrid y pide a Aguirre que aproveche la oportunidad en el CPFF

MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Alfredo Pérez Rubalcaba, expresó hoy su confianza en que el presidente del PP, Mariano Rajoy, tenga "el buen gusto" de que el ex teniente coronel de la Guardia Civil Antonio Tejero, condenado por el intento de golpe de Estado de 1981, no encabece la relación de firmas que va a recoger el PP para pedir la celebración de un referéndum de ámbito nacional sobre la reforma del Estatuto catalán.

En una rueda de prensa que ofreció en el Congreso junto con el secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM), Rafael Simancas, Pérez Rubalcaba se refería así a la carta que Tejero ha publicado a un diario melillense y en la que apoya una consulta estatal sobre asunto.

El dirigente socialista denunció también la contradicción en la que, a su juicio, ha incurrido el PP al ampararse en el informe elaborado por el Consejo de Estado para invitar ahora al Gobierno a llegar a un acuerdo sobre una reforma de la Constitución, cuando "hace un año" para los 'populares' la Carta Magna era "intocable".

Además, Pérez Rubalcaba, aseguró que el Gobierno no va a "tirar la toalla" y que hablará con todos los grupos para llevar adelante la reforma constitucional que llevaban en su programa electoral. "El Consejo de Estado hace propuestas novedosas que vamos a estudiar", afirmó, tras destacar el "prestigio" y la "solidez jurídica" de esta institución.

AGUIRRE DEBE "RECTIFICAR"

Por otra parte, Simancas y Rubalcaba, dieron cuenta de la reunión que previamente habían mantenido en el Congreso con diputados del PSOE en la Asamblea de Madrid a los que se informó de los pormenores del acuerdo alcanzado en torno al Estatut con CiU, ICV y PSC.

El líder de los socialistas madrileños también aludió a las coincidencias entre el PP y el ex teniente general golpista y lo hizo para invitar a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, a abandonar "el estilo Tejero" y el "camino de la confrontación y la radicalidad" y a aprovechar las "oportunidades" que el acuerdo sobre el Estatut genera para Madrid en materia de financiación, porque si no lo hace los madrileños "no se lo van a perdonar".

En este sentido, emplazó a la presidenta madrileña a "rectificar y reconsiderar" su negativa a entrevistarse con él para acordar una estrategia común ante la próxima reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) en lugar de contestar a esta invitación con "cajas destempladas y dando un portazo a cualquier posibilidad de acuerdo".

Y es que tanto Simancas como Rubalcaba enumeraron los beneficios que, en su opinión, tendría la traslación a Madrid de los elementos sobre financiación incluidos en el Estatuto modificado. Aunque insistió en que la Comunidad de Madrid será que la tendrá que decidir si quiere o no modificar su Estatuto y en que no es "obligatorio" adoptar el modelo financiero pactado para Cataluña, Rubalcaba subrayó que a Madrid "le convienen" algunas de las cosas pactadas para Cataluña, como incrementar la cesión de impuestos y asumir competencias como inmigración.

SOLIDARIDAD GARANTIZADA

Por su parte, Simancas se felicitó porque con el pacto con los partidos catalanes "se han puesto las bases para un gran acuerdo en torno al debate territorial". "Es un acuerdo positivo para España, Cataluña y Madrid", dijo tras recalcar que "preserva la aplicación de los principios constitucionales de cohesión, solidaridad e igualdad" y que permite "más autogobierno".

El secretario general de los socialistas madrileños, quien indicó que el acuerdo alcanzado con los catalanes no tiene "nada que ver" con la propuesta que aprobó el Parlament, señaló que el modelo financiero no es "un trágala" para nadie y que también sería "bueno para Madrid" que se tenga en cuenta el crecimiento poblacional, aumentar su capacidad normativa sobre los tributos y su participación en la cesta de impuestos.

En la misma línea, Pérez Rubalcaba se afanó en explicar que no se trata de un nuevo modelo de financiación, sino que solo se ha incrementado la cesión de impuestos, y que no es "obligatorio" que lo adopten todas las comunidades. No obstante, según su pronóstico "al final" todas las autonomías lo aceptarán, incluidas las del PP, que, según recordó inicialmente también rechazaron modelo de financiación para la sanidad pero luego se sumaron a él.

Por último, al ser preguntado sobre si exigiría que se comprometieran inversiones para Madrid en los próximos siete años tal y como se ha hecho con Cataluña, Rubalcaba recordó que las inversiones que ha recibido en los últimos años la Comunidad de Madrid --especialmente para la ampliación de Barajas-- han estado "muy por encima" de su contribución al PIB nacional. En la misma línea, Simancas destacó que el "cuento" fomentado por el Gobierno regional de que Madrid tiene un problema con las inversiones territorializadas no tiene credibilidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies