La Junta resalta que supera en artículos a la Constitución y cuadriplica los relativos a competencias

Actualizado 05/01/2007 14:51:44 CET

SEVILLA, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Andalucía resalta el carácter "prolijo" del futuro Estatuto de Autonomía porque sus 246 artículos "superan incluso el techo de la propia Constitución, fijado en 169" y cuadriplica los relativos a las competencias de la comunidad, que pasan de los 11 artículos del Estatuto vigente a los 45 del texto que se someterá a referéndum el próximo mes de febrero.

Así lo refleja un apartado especial sobre las "claves" de la reforma del Estatuto de Autonomía incluido en la página web de la Junta de Andalucía 'www.andaluciajunta.es', recogido por Europa Press, que repasa el contenido del texto y el proceso seguido hasta su aprobación definitiva en el Pleno del Senado el pasado 20 de diciembre.

En primer lugar, la web oficial de la Junta destaca que "el nuevo Estatuto cuenta con 246 artículos, frente a los 75 que componen el texto aprobado en 1981", con lo que "supera incluso el techo de la propia Constitución, fijado en 169", y subraya que "esa minuciosidad se deja notar en la enumeración de los derechos y deberes de los andaluces, que hasta ahora descansaba en una referencia a los establecidos en la Constitución y también en la descripción de las competencias en manos de la comunidad, que antes se concretaban mediante 11 artículos y ahora se relatan a través de 45 artículos".

A continuación, la Junta señala que el Preámbulo del nuevo texto "hace referencia al Manifiesto andalucista de Córdoba que describió a Andalucía como realidad nacional en 1919, cuyo espíritu los andaluces encauzaron plenamente a través del proceso de autogobierno recogido en nuestra Carta Magna" y recuerda que el artículo 1 afirma que "Andalucía es una nacionalidad histórica que, en el ejercicio del derecho de autogobierno que reconoce la Constitución, se constituye en comunidad autónoma, en el marco de la unidad de la nación española y conforme al artículo 2 de la Constitución".

Del "amplio catálogo de derechos sociales" que incorpora el nuevo Estatuto, la web de la Junta señala "la equiparación de los derechos de las parejas no casadas con las que sí lo están; el testamento vital y la dignidad ante el proceso de muerte; la laicidad de la enseñanza; la gratuidad de los libros de texto en la enseñanza obligatoria sostenida con fondos públicos; el consejo genético y la medicina predictiva; el derecho a una renta básica; o el derecho a una buena administración".

Sobre el capítulo de competencias, el Ejecutivo andaluz hace hincapié sobre la "precisión que se alcanza en un terreno estratégico como es la planificación energética, que se establece como una competencia compartida con el Estado y permitirá a Andalucía participar, a través de organismos multilaterales, en la regulación y planificación del sector de la energía que afecte a la comunidad".

También se ponen en valor "las competencias exclusivas sobre política hidráulica, ya que todas las aguas que discurran por territorio andaluz serán responsabilidad de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, o la que atañe a la ordenación del litoral", así como que la Junta se pondrá "codo con codo" con el Estado en la determinación de las llamadas obras de interés general.

Por último, la Junta subraya que el nuevo Estatuto determina que, en inmigración, "Andalucía pasará a fijar, en colaboración con el Estado, la dotación del contingente de trabajadores extranjeros en el marco de la Comisión Bilateral Junta-Estado", así como que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) "es el órgano jurisdiccional en que culmina la organización judicial en Andalucía" y le corresponde "en exclusiva" la unificación de la interpretación del derecho en Andalucía.