Almunia cree que CHA lo defenderá "si de aquí a tres meses tienen la posibilidad de gobernar"

 

Almunia cree que CHA lo defenderá "si de aquí a tres meses tienen la posibilidad de gobernar"

Actualizado 09/02/2007 17:39:58 CET

ZARAGOZA, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Eva Almunia, consideró hoy que si Chunta Aragonesista tiene "de aquí a tres meses la posibilidad de gobernar defenderá y aplicará" el Estatuto de Autonomía en Aragón cuyo texto se encuentra en estos momentos en reforma en el Congreso de los Diputados. CHA ha sido la única formación política que no ha votado afirmativamente esta reforma hasta ahora, ya que se ha abstenido, mientras que PSOE, PP, PAR e IU han alcanzado un acuerdo al respecto.

La consejera recordó que Esquerra Republicana de Catalunya no apoyó la última la reforma estatutaria catalana, ya en vigor, y, sin embargo, una vez en el Gobierno han manifestado que van a aplicar ese Estatuto. Eva Almunia se pronunció así durante una interpelación parlamentaria formulada por el portavoz de CHA en las Cortes de Aragón, Chesús Bernal, que estaba dirigida al presidente de la Comunidad, Marcelino Iglesias, y que la consejera respondió en su lugar.

Iglesias anunció ayer que no respondería a esta interpelación por encontrarse en la entrega de los premios y galardón Félix de Azara en la Diputación Provincial de Huesca. La consejera resaltó el "importante esfuerzo" realizado por las Cortes de Aragón para alcanzar un pacto entorno a la reforma del Estatuto, siendo el primero que llega al Congreso de los Diputados "sin ningún voto en contra, una lección que hemos dado a muchas de las reformas estatutarias que se han puesto en marcha en esta legislatura" y que calificó como "el modelo aragonés".

Para Almunia, el texto en reforma "es digno y comparable con cualquier otro aprobado ya, o en vías de tramitación," porque "se trata de un Estatuto que refuerza el papel y protagonismo de Aragón en el conjunto del Estado, cuenta con el apoyo del 87 por ciento de los diputados de esta Cámara, hemos dado un salto cualitativo en nuestras posibilidades y expectativas, y hemos superado la antigua frustración que teníamos como aragoneses de haber tenido que ir en su momento por la vía lenta" respeto al desarrollo de las competencias autonómicas.

La consejera consideró que el Estatuto aragonés "no sólo es comparable sino también equiparable a otros" y abogó por "poner en valor los artículos que otras Comunidades autónomas no tienen y que éste sí va a tener", puesto que "los estatutos no son fotocopias unos de otros, sino que representan la identidad y sensibilidad de un parlamento y de una Comunidad autónoma".

Almunia subrayó que el Estatuto aragonés "recoge peculiaridades en las que ha sido costoso llegar a acuerdos". Entre ellas, mencionó la participación de Aragón en los fondos de compensación territorial, en los que se tendrá en cuenta la baja densidad, la dispersión, el envejecimiento poblacional; el principio de unidad de cuenca; y la necesidad de contar con un informe preceptivo de la Comunidad autónoma en caso de un trasvase.

La consejera recordó a Bernal que "llegar a un acuerdo es negociar y necesariamente lleva una parte implícita de renuncia; negociar no es imponer", y como dijo Baltasar Gracián "no te pongas en el lado malo de un argumento simplemente porque tu oponente se ha puesto en el lado correcto". En este línea y ante de las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2007, Almunia precisó que si CHA tiene "ganas de gobernar, con qué partido va a poder llegar a un acuerdo, porque mayorías absolutas no las habrá".

El diputado de CHA, Chesús Bernal, recalcó, por su parte, que el actual texto en reforma es "el primero que sale de esta Cámara sin unanimidad, y todavía queda proceso" y consideró que "no es equiparable con otros" en materia de inversiones del Estado en el territorio, en las previsiones que afectan al modelo de financiación de las Comunidades autónomas, y en la gestión del agua.

Bernal aseguró que algunos Estatutos, como los de Cataluña, Baleares o Castilla La Macha, han establecido para sus autonomías unos márgenes de inversión del Estado en función de los parámetros que más les interesan, mientras que el Estatuto de Aragón, sólo pide que "se ponderen" determinados criterios, pero no obliga a la Administración central a aplicarlos.

Por eso, argumentó, "otros han sido más espabilados", han tenido "más agudeza y audacia" y "han sido más consecuentes con su propia razón de ser", y advirtió que las reformas de otros territorios también afectan a Aragón puesto que son leyes orgánicas y se enmarcan en el desarrollo del Estado de las Autonomías. Además, vaticinó, supondrán recortes en las inversiones del Estado en Aragón.

En materia de gestión de agua, Bernal criticó que el Estatuto aragonés "se conforme con un informe preceptivo en relación con los trasvases", mientras que el de Castilla La Mancha señala que "su informe será determinante para futuros trasvases y recoge la extinción en 2015 del actual trasvase Tajo-Segura".

Para Bernal, el Gobierno aragonés "está haciendo un ejercicio de renuncia" y "nos condena a ser segundones en esta nueva etapa del desarrollo del Estado de las Autonomías", además de que obliga a la Comunidad autónoma a invertir en competencias que son de la Administración central, dineros que "podrían destinarse a mejorar la educación, la cultura, el deporte y la sanidad".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies