La Junta entiende la dificultad del PP para pactar con Villalba pero no cierra la negociación

Actualizado 02/02/2006 17:17:51 CET

Ruiz considera a Villalba interlocutor válido y espera que concrete su posición y se pueda avanzar

VALLADOLID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Junta entiende "la dificultad" del Grupo Popular para negociar la reforma del Estatuto de Autonomía con el líder del PSCL, Angel Villalba, por "sus permanentes contradicciones", pero espera que "concrete" su posición y se pueda avanzar porque la revisión de la máxima norma de gobierno de la Comunidad es "importante", aunque no la primera prioridad para el Ejecutivo de Herrera.

Así lo manifestó hoy la vicepresidenta y portavoz de la Junta, María Jesús Ruiz, que suavizó hoy, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el anunció del portavoz popular, José Antonio De Santiago, relativo a que se rompe y aplaza la negociación sobre la reforma del Estatuto hasta que el PSCL tenga un dirigente "más serio y solvente".

Ruiz se mostró comprensiva con "la dificultad" para negociar con Villalba dado que acumula como antecedente el incumpliento de pactos firmados, entre ellos los de financiación autonómica y europea, o cuando extrapola el modelo de Estatut catalán a Castilla y León.

"Si el modelo para Castilla y León es que nos arruinen y nos quiten miles de millones por número de habitantes, no lo entiendo, y tampoco me extaña que no lo entienda el portavoz del Grupo Popular, ni nadie que le escuche", argumentó la vicepresidenta.

Pero en ningún momento vinculó la negociación del estatuto a que Villalba abandone la dirección del PSCL y recordó que es el interlocutor válido del principal partido de la oposición con el que la Junta "intentará, dentro de las dificultades, llegar a acuerdos".

"Igual mañana el señor Villalba concreta su posición y permite avanzar a los grupos", sugirió Ruiz, que remarcó que la reforma del Estatuto es importante pero no "la prioridad" para la Junta, que es la financiación autonómica, como ha manifestado el presidente, no sólo en sus últimas declaraciones, sino cuando hace un año fijó en las Cortes 'la agenda' de proyectos.

La vicepresidenta reiteró que la inclusión de la financiación en el Estatuto, como ha hecho Cataluña, no está entre "las reglas" que se han pactado con el PSCL para la reforma del texto de Castilla y León, aunque sí se acordó, desde el respecto constitucional, negociar una propuesta de reforma "lo más ambiciosa posible".

Ruiz declinó entrar en plazos o calendario, después de que ayer De Santiago afirmara que no es posible cerrar la propuesta en junio e incluso afirmó que el PP la recogerá en su programa electoral para 2007, porque corresponde a la iniciativa y negociación de los grupos en las Cortes.

También corrigió al portavoz popular al afirmar que la explicación a los grupos sociales sobre el proceso de la reforma corresponde a PP y PSCL y no al presidente de la Junta, como aseguró ayer De Santiago, que señaló que Herrera daría una explicación a los colectivos con los que se reunió en junio para recoger sus propuestas. "El presidente impulso el proceso, pero dejó la iniciativa a los grupos", matizó.

La vicepresidenta tachó de "tontería" que el portavoz del PSCL, Francisco Ramos, atribuya la ruptura de la negocación a ordenes e instrucciones de Mariano Rajoy durante la reunión la pasada semana con 'sus barones' territoriales.

Por último, expresó cierto pesimismo sobre el nuevo modelo de financiación cuando la reunión del Consejo de POlítica Fiscal y Financiera sólo abordará la creación del grupo de trabajo, que ya estaba constituido, y no entrará en contenidos.