PSdeG y BNG aseguran que la reforma consolidará al Parlamento como "centro de la vida política"

Actualizado 18/06/2006 14:14:40 CET

El PPdeG acusa a los socios del bipartito de no mantener el protagonismo de la Cámara y denuncia su "amordazamiento continuo"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los portavoces de PSdeG, Ismael Rego, y BNG, Carlos Aymerich, destacaron que, tras un año de las elecciones autonómicas en las que el PPdeG perdió su mayoría absoluta, el Parlamento se ha convertido en el "centro de la vida política" y subrayaron que su papel "protagonista" en la reforma del Estatuto se verá apuntalado con la propuesta de bases suscrita ayer por el secretario general del PSdeG, Emilio Pérez Touriño; y por el portavoz nacional del BNG, Anxo Quintana.

En declaraciones a Europa Press, tanto Rego como Aymerich subrayaron que entre las "muchas cosas" que han cambiado en los últimos 12 meses, la Cámara gallega ha sido de las más beneficiadas, como se evidencia en el hecho de que a partir de la próxima semana contará con las bases acordadas por Touriño y Quintana como un "instrumento para la integración" que reforzará el papel de liderazgo del Legislativo.

El portavoz socialista recordó que aunque la propuesta que establece siete criterios fue rubricada los líderes de las fuerzas que sustentan al bipartito, ambos "declararon expresamente" su intención de que el texto se enmarque en el trabajo parlamentario. No en vano, el acuerdo reivindica su "escrupuloso respeto" por este ámbito y explicita su voluntad de ponerse "a su servicio para impulsarlo".

Por ello, se mostró convencido de que el segundo pacto firmado por socialistas y nacionalistas en menos de un año de trayectoria común "solidifica" las posiciones de sus respectivos grupos parlamentarios ante la reforma del Estatuto y blinda el "papel fundamental en el diseño de la política del país" que tiene la Cámara autonómica.

AMPLIO CONSENSO

En este sentido, reivindicó el "amplio consenso" que desde la constitución del nuevo hemiciclo caracteriza las sesiones en el Pazo do Hórreo y añadió que "no hay ninguna iniciativa de la oposición que no intente ser consensuada y no se impone la aritmética parlamentaria así porque sí".

También Carlos Aymerich puntualizó que en este año se ha conseguido "superar" la "idea monolítica" del anterior Gobierno de Fraga y la "idea totalitaria" que el PPdeG tenía de la mayoría absoluta. Por ello, destacó el "gran papel" que desempeña el Parlamento, especialmente, en la reforma del Estatuto. "Se está escuchando a la sociedad y es casi imposible que se le dé más protagonismo a este organismo", agregó al respecto Rego.

Aymerich destacó la "proximidad" de las posturas de socialistas y nacionalistas en este debate, confirmado ayer con el 'Acuerdo sobre criterios para un Estatuto de todos' suscrito por Touriño y Quintana, y en cuanto a la postura que mantendrá el PPdeG, indicó que va a depender de la postura que asuma su presidente. "Habrá que ver si sigue la línea de Rajoy y Acebes para no suicidarse políticamente o rompe amarras con Madrid", indicó.

GOBIERNO DEL CAMBIO

Ambos portavoces parlamentarios coincidieron en subrayar que el cambio que los ciudadanos gallegos decidieron el 19 de junio del pasado año ha dado lugar a una alternativa "plural" que conforman dos fuerzas políticas diferentes pero "dialogantes", como lo demuestran los dos acuerdos establecidos en un año de trayectoria común. "La alianza de BNG y PSdeG en términos de cultura política es positiva, ya que la confrontación de ideas está resultando enriquecedora", apuntó Aymerich.

Una situación que, según ellos, se repite en el Ejecutivo, donde se ha impuesto una coalición de gobierno "sin sobresaltos", cuyo pacto se está cumpliendo "en su máxima expresión" y que, incluso, encuentra su continuidad con nuevas perspectivas de colaboración como la establecida para la revisión del marco autonómico vigente. "Se están cumpliendo plenamente los compromisos que se habían adquiridos con los ciudadanos y hay una base sólida para cumplir el programa de gobierno", proclamaron.

En este sentido, destacaron que, en casi diez meses de gobierno, se ha conseguido la eliminación del peaje de Rande y A Barcala, la gratuidad de los libros de texto en Primaria y en segundo y cuarto de Secundaria, el Salario da Liberdade o la supresión de nuevas concesiones hidroeléctricas, entre otras medidas.

Por ello, vaticinaron que este "cambio profundo y real" va a tener consecuencias en las elecciones municipales. "El cambio definitivo tendrá lugar el próximo año en la política local", afirmó Rego, quien resaltó que "todo indica" que el PSdeG será la "primera fuerza política" tras los comicios de mayo de 2007.

También el BNG consideró que sus resultados van a ser positivos. "La gente ve que el BNG es una fuerza útil para condicionar a los demás, especialmente, ahora que está en el gobierno", indicó Aymerich, quien auguró que el PPdeG perderá las alcaldías de Ferrol, Ourense y Vigo. No obstante, agregó que los resultados en esta ciudad aún son una "incógnita", tras la dimisión del histórico concejal socialista Miguel Barros esta misma semana.

Asimismo, ambos dirigentes subrayaron que la actual coyuntura política está "beneficiando" a sus formaciones. "Si no euforia, sí que hay una gran ilusión entre los militantes, que se sienten protagonistas del cambio", dijo Rego, mientras que Aymerich añadió que ve una "mayor cohesión y sintonía" entre la militancia.

"AMORDAZAMIENTO"

Por otra parte, el portavoz parlamentario del PPdeG, Xosé Manuel Barreiro, acusó a socialistas y nacionalistas de "amordazarlos" y utilizar el "rodillo" tanto en el Parlamento como en los medios de comunicación públicos. Así, tildó de "mentira" que la Cámara se haya convertido en el centro de la vida política tal y como proclaman los grupos que sustentan el gobierno.

"Nos excluyen y somos víctimas de un amordazamiento continuo", dijo al criticar que el control de los grupos parlamentarios al presidente de la Xunta se reduce a 15 minutos a la semana. "Esto no es lo que habían prometido a bombo y platillo", se quejó al tiempo que recordó que al inicio de la legislatura prometieron que antes de que acabara este curso parlamentario se presentarían 19 leyes. "Y sólo han entrado tres", agregó.

Además, insistió en que BNG y PSdeG están utilizando el "rodillo" ya que, a pesar de disponer de 37 diputados de 75, "tan sólo" les corresponde el 25% del tiempo de las intervenciones parlamentarias. En este sentido, criticó al presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, por utilizar el formato de comparecencia en el pleno extraordinario sobre el Estatuto que se celebrará el 29 de junio. "De esa forma impide que los grupos tengamos el mismo tiempo para responderle", indicó.

"COMPETENCIA INTERNA"

Sobre el Gobierno bipartito, Barreiro criticó la "competencia interna" que existe entre el BNG y el PSdeG. "No hay un proyecto común y esto provoca la paralización total en distintos ámbitos de la administración pública", apuntó. Asimismo, denunció que la Xunta está "copiando" proyectos del anterior Gobierno de Fraga, como las Galescolas o el programa de Vivenda Xoven.

"Están creando una situación complicada para la actividad económica y ya hay quejas por parte de los empresarios. Esto se produce por el enfrentamiento entre los socios de gobierno e incluso entre miembros del mismo partido, como Touriño y Méndez Romeu", indicó.

Por ello, vaticinó que el PPdeG seguirá siendo la "fuerza mayoritaria" en las elecciones municipales del próximo año y mantendrán la "hegemonía" alcanzada en las autonómicas. De esta forma, dio por superado el proceso de renovación del PPdeG y recordó que esta formación salió "reforzada" tras la sucesión de Manuel Fraga.