Valcárcel y Saura (PSOE) se reúnen mañana tras el acuerdo de defender el trasvase Tajo-Segura

Actualizado 13/10/2008 15:58:31 CET

Saura advierte que el 'sudoku hídrico' que se produce por los planes de cuenca solo se puede resolver con la aprobación del Tajo Medio

MURCIA, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comunidad Autónoma, Ramón Luis Valcárcel, tiene previsto reunirse mañana con el secretario general del PSRM-PSOE, Pedro Saura, ante el inicio del proceso de trámite parlamentario del proyecto de reforma del Estatuto de Castilla-La Mancha.

La reunión ha quedado fijada para las 12.30 horas, en el Palacio de San Esteban, la sede del Ejecutivo murciano. Este encuentro se produce tras el acuerdo al que llegaron las dos formaciones políticas --PP y PSOE-- en Murcia el pasado sábado.

Los diputados nacionales del Partido Popular (PP) y del Partido Socialista (PSOE) de la Región de Murcia decidieron unir sus fuerzas para defender la continuidad del trasvase Tajo-Segura ante el inminente comienzo del debate en el Congreso de los Diputados sobre el proyecto de Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha. Aseguraron que ambos votarán en contra de todos los artículos de este proyecto que comprometan dicho trasvase.

SINTONÍA ENTRE GOBIERNO MURCIANO, PP Y PSOE.

En esta línea, el secretario general del PSRM-PSOE, Pedro Saura, dijo hoy, en una entrevista concedida a la Cadena Ser y recogida por Europa Press, no tener "ninguna duda" de que el presidente Ramón Luis Valcárcel, así como el PP murciano "quieren lo mismo que los del PSRM y la mayoría de los murcianos, que es defender el trasvase Tajo-Segura". "Hay total sintonía", recalcó Saura, quien dejó claro que, a partir de mañana, "se trabajará en una estrategia conjunta".

En su opinión, "es muy importante, en estos momentos, la unidad de las fuerzas políticas más importantes de la Región para defender, consolidar y también ampliar en el futuro el trasvase Tajo-Segura, porque no es pasado, sino futuro para España fundamentalmente".

Según comentó el dirigente socialista, fue el viernes por la noche cuando mantuvo una conversación telefónica con Valcárcel y al día siguiente "se empezó a trabajar --ambos equipos, PP y PSOE-- en la elaboración de un documento conjunto" sobre este asunto.

Al hilo, corroboró que tanto el PP, como el propio presidente del Gobierno regional y él mismo "hemos recibido garantías de las direcciones nacionales de nuestros partidos de que, efectivamente, lo que el martes se produce es una toma en consideración del Estatuto de Autonomía y, por lo tanto, tenemos la garantía de que esos nueve artículos infectados por la barbaridad se van a corregir en el trámite parlamentario".

"El Estatuto de C-LM se pasa 20 pueblos del punto de vista de la constitucionalidad de un conjunto de artículos, pero también es una barbaridad y se pasa 20 pueblos con relación a la solidaridad de este país", enfatizó Saura, quien señaló, en este sentido, que "de cada dos hectómetros que en la Región se consumen para beber, uno viene del Tajo y de cada dos que se utilizan para regar, uno viene del Tajo". Es por ello por lo que puso de manifiesto que "el río más importante de Murcia no es el Segura, sino el Tajo".

También consideró que "es una barbaridad del punto de vista del conjunto de España, de su futuro, y del punto de vista económico, ya que en este momento, una de las palancas más importantes para compensar el déficit de la balanza comercial del conjunto de España es las exportaciones agroalimentarias de Almería, Murcia y Alicante".

SUDOKU HÍDRICO.

Por todo ello, el secretario general de los socialistas murcianos resaltó la necesidad de estar "muy unidos" además de "tener una estrategia para los próximos días, semanas y también meses", porque, recordó, "después de esta reforma del estatuto vienen los planes de cuenca".

Sobre esta cuestión, vio "difícil" el resolver lo que llamó 'sudoku hídrico' que, explicó, "se produce entre el plan de cuenca del Segura y lo que puede resultar del plan de cuenca del Tajo". "Ese sudoku hídrico solo se puede resolver con la aprobación del Tajo Medio", apostilló.

Saura también comentó las relaciones con sus homólogos en la comunidad castellano-manchega y, al respecto, señaló que "en muchas ocasiones hemos hablado y hay muchas cosas que nos unen, pero sobre esta cuestión no estamos de acuerdo".

Y es que, a su juicio, "la novedad producida en estos últimos meses es la introducción de María Dolores de Cospedal, que odia a los murcianos, porque, al final, no solo es la dirigente más importante del PP en Castilla La Mancha, sino que también es la número 2 del PP en España y tendría que ser, de alguna manera, el árbitro dentro del PP".

Por último, aseguró que "a nivel nacional, no ha habido ningún dirigente del PSOE que haya cuestionado el trasvase Tajo-Segura, sino más bien lo contrario", a lo que agregó que lo que le preocupa es que De Cospedal "esté cuestionando este trasvase".

TEXTO CONTAMINADO DE DISPOSICIONES INCONSTITUCIONALES.

Por su parte, desde el Ejecutivo murciano, la consejera de Presidencia y Administraciones Públicas y portavoz del Ejecutivo, María Pedro Reverte, recordó hoy que "el desarrollo autonómico tiene sus límites claramente definidos en la Constitución Española y ninguna comunidad puede aspirar a rebasarlos".

Reverte advirtió, en un comunicado, que el Ejecutivo murciano "no tolerará que se toque el trasvase Tajo-Segura, y el intento de acabar con él supone un atentado contra los intereses no sólo de la Región, sino de toda España", por lo que dejó claro que "los murcianos pueden confiar en que su Gobierno actuará de forma contundente para defender el trasvase Tajo-Segura".

Así, incidió que el Gobierno murciano "no se puede oponer a que el Congreso tome en consideración, en su conjunto, cualquier texto de reforma estatutaria, por lealtad institucional y respeto al desarrollo autonómico de otros territorios", aunque "hubiéramos preferido que el texto castellano-manchego no hubiera llegado contaminado de preceptos y disposiciones claramente inconstitucionales".

La portavoz del Ejecutivo murciano insistió en que el Gobierno regional "no se opone al desarrollo de las competencias autonómicas ni a la mejora del autogobierno por parte de otras autonomías, pero decidir sobre esta infraestructura de agua no es algo que corresponda a una región concreta, sino al Estado, pues así está expresamente recogido en la Constitución".

Según explicó Reverte, el proyecto de reforma estatutaria que comenzará a debatirse mañana en el Congreso "incumple diversos preceptos constitucionales que tienen que ver con conceptos como la solidaridad y el reparto equitativo y adecuado de los recursos entre todos los españoles y el establecimiento de la planificación hidrológica como competencia exclusiva del Estado".

"El texto remitido a las Cortes por Castilla-La Mancha entra en seria contradicción con la Carta Magna y con las leyes sobre las que se sustenta la planificación hidrológica nacional, por lo que constituye una clara intromisión sobre competencias que no le son propias a ninguna autonomía", apostilló.

En este sentido, dijo que "no se puede admitir que un Estatuto suponga privilegios de unas comunidades sobre otras, como tampoco se puede permitir que se asuman competencias que son exclusivas del Estado, como el agua, porque ambos aspectos están garantizados por la Constitución", destacó.

Por último, Reverte mostró su convencimiento en que "toda la sociedad murciana apoya plena y firmemente la decisión adoptada por los diputados que representan a la Región en el Congreso para unir fuerzas y votar en contra de todos los artículos que pongan en peligro la continuidad del trasvase Tajo-Segura".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies