Estatuto.- Pla dice que el acuerdo mejora el pacto previo con el PP y justifica el cambio en conseguir un mayor consenso

Actualizado 02/02/2006 15:54:23 CET

VALENCIA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSPV-PSOE, Joan Ignasi Pla, defendió hoy que el acuerdo alcanzado anoche con el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, sobre la reforma del Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana "mejora la situación de partida", al remitir a la ley electoral la barrera de votos necesaria para acceder a las Cortes, al tiempo que justificó su cambio de posición respecto a las dos enmiendas de IU relativas a esta cuestión y la eliminación de la expresión 'idioma valenciano' en conseguir un mayor consenso para la carta de autogobierno de los valencianos.

El líder socialista realizó estas declaraciones a los medios de comunicación durante la visita que realizó a la población de Montcada (Valencia) dentro de la campaña 'Pla 2007' y antes de que los grupos minoritarios en el Congreso retiraran en la Comisión Constitucional las enmiendas relativas al listón electoral.

Pla manifestó que la pretensión de los socialistas valencianos era que el Estatuto "fuera un gran Estatuto" y contara "con el más amplio consenso posible" y, en ese sentido, explicó, "anunciamos la posibilidad de apoyar dos enmiendas de IU que permitían que más gente que se había quedado fuera pudiera sumarse", si bien indicó que el problema es cuando "llegas a un punto en el que esa ampliación puede convertirse en menos consenso".

Al respecto, señaló que los socialistas habían tenido que optar "por mejorar, como lo hemos hecho" el documento, al eliminar la barrera electoral del Estatuto "y sacar adelante un texto que tiene que ser, en definitiva, el Estatuto de los próximos 25 años".

El secretario general del PSPV afirmó que la decisión había sido únicamente suya e indicó que, en ella, los socialistas "una vez más hemos pensado en anteponer los intereses de los ciudadanos valencianos a los intereses de nuestro partido". También defendió que ningún valenciano debe sentirse sacrificado "porque tenemos una norma que mejora el autogobierno, nuestra capacidad como pueblo y, en definitiva, la situación de partida".

Recalcó que la política es "transacción, búsqueda y conciliación de intereses" y debe ser, señaló, "un espacio para solucionar problemas y no para crearlos". Apuntó que desde esa "convicción" ayer por la noche se llegó a un acuerdo "positivo que permite avanzar y mejorar" el pacto previo con el PP y que abre las puertas para que la Comunidad Valenciana, dijo, "tenga un buen Estatuto y, por tanto, mejore su autogobierno y las condiciones de vida de las personas".

Insistió en que la mejora "fundamental" es la salida de la barrera electoral del Estatuto por ser éste un texto, afirmó, "con vocación de perdurar en el tiempo" y ser la "máxima norma" y la "más difícilmente retocable en el futuro inmediato".

Con su salida del Estatuto, "como hemos conseguido, abrimos la puerta a que en el futuro, en función de las mayorías y de la situación política que decidan los valencianos, haya opción a que ampliemos y mejoremos la representatividad de los valencianos", aseveró Pla.

"MAS OPCIONES"

Destacó que desde el PSPV "continuamos pensando que el tres por ciento como listón electoral sería lo deseable" para esta comunidad, pero "hay una fuerza política, que es el PP, que tiene mayoría absoluta y no quiere" y, por ello, los socialistas consideran que en el futuro, sacando esta cuestión del Estatuto, habrá "más opciones" para poder cambiarla.

Recalcó que no es lo mismo introducir esta modificación a través de una ley y, por lo tanto, con un trámite parlamentario que corresponde a las Cortes que "tener que cambiar un Estatuto".

Insistió en que en la cuestión de la barrera electoral, "nunca hubiéramos llegado a sacarla del Estatuto si nos hubiéramos mantenido en las posiciones iniciales" y, en este sentido, defendió que lo que se ha hecho es "avanzar y mejorar" respecto a las posiciones iniciales.

Preguntado por si consideraba que el acuerdo había merecido la pena, respondió que sí y se mostró "totalmente convencido" de ello porque la política, dijo, "es flexibilidad, conciliar intereses; no es inmovilismo, no es confrontación ni es conflicto" e indicó que eso es lo que esperan los ciudadanos de los políticos.

Pla señaló que desde "esa perspectiva", el pacto alcanzado "puede ser una una buena lección para algunos" en un momento en el que en España, según manifestó, "se vive en especial tensión y conflicto y en donde muchas veces ese espacio para solucionar problemas se transforma en un espacio para crear problemas en función de los intereses partidistas".

"NINGUN VALENCIANO SACRIFICADO"

Asimismo, aseguró que en este acuerdo "no hay ningún valenciano sacrificado porque tenemos una norma que mejora el autogobierno, mejora nuestra capacidad como pueblo y, en definitiva, la situación de partida". La evolución y el cambio de este Estatuto respecto al de 1982 son "sustanciales", afirmó, al "reforzar nuestra vocación de autogobierno como pueblo" y, en este sentido, insistió en que nadie "tiene por qué sentirse sacrificado".

También defendió que la decisión final había sido "totalmente" suya, "como tomé la anterior de llevar el proceso para que entráramos en esa dinámica de negociación y de acuerdo", a la vez que destacó que siempre había actuado "pensando en el interés de los valencianos y no pensando en mi partido". Apuntó que si "lo hubiera hecho pensando en mi partido ni siquiera hubiéramos empezado a hablar de este Estatuto porque las posiciones de partida del PP eran las que eran y evidentemente las nuestras también".

Destacó que en política "hay que reflexionar, hay que escuchar mucho y, desde esa perspectiva, nosotros, escuchando mucho, viendo posibilidades de que más gente se sumara a este proyecto, intentamos el cambio", explicó, "pero es evidente que entre eso y quedarse sin nada, convertir otra vez el espacio de solución de problemas en gran espacio de conflictos, hemos optado por avanzar y mirar hacia el futuro, que es lo que creo que piensan la mayoría de los valencianos", apostilló.