Estatuto valenciano-ERPV censura la "tomadura de pelo" del PSOE y dice que es "muy difícil llegar a acuerdos para 2007"

Actualizado 02/02/2006 20:06:12 CET

VALENCIA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Esquerra Republicana del País Valencià (ERPV) y diputado en el Congreso, Agustí Cerdà, calificó hoy de "tomadura de pelo" la actitud mantenida por el PSOE en la negociación del Estatuto de Autonomía valenciano y, al respecto, señaló que será "muy difícil llegar a acuerdos para 2007" en el ámbito de la Comunidad Valenciana.

Cerdà declaró que el trabajo del PSOE "ha consistido en cargarse sistemáticamente las mejoras para el bienestar de los valencianos que planteábamos las fuerzas progresistas y pactar, de la mano del PP, un Estatuto que deja a los valencianos ofrendando glorias a España".

El dirigente de ERPV afirmó que el pacto alcanzado entre PP y PSOE es la "escenificación" de que estos dos partidos "tienen el mismo modelo territorial", lo que, según señaló, "no nos deja ninguna coartada para llegar a acuerdos" con el PSPV-PSOE de cara a las elecciones de 2007.

Cerdà manifestó que el PSOE "se ha puesto al mismo nivel que el PP en cuanto a burrera ultraespañolista" y, al respecto, afirmó que los socialistas "no sólo han consagrado la peligrosa denominación de idioma valenciano para la lengua propia sino que, además, en su delirio servil hacia el PP, no han aceptado hablar de derechos, nuevas competencias, financiación o capitalidad de Valencia".

El responsable de ERPV criticó que los dos grandes partidos españoles lo hayan "dejado todo atado y bien atado" y denunció que el PSOE "ha apostado por un escenario de continuidad en la Generalitat y por una rebaja en el nuevo Estatuto, cuando tenía la oportunidad de apoyar a una mayoría de izquierdas y nacionalista para avanzar en el autogobierno de los valencianos".

Ante "esta descomunal estafa y su vocación de discípulos del PP", Cerdá advirtió a los socialistas de que, para 2007, "no nos esperen en un frente común para el cambio" porque ese "hipotético cambio", dijo, "no será creíble".