Estraburgo rechaza un recurso y avala la dispersión de presos de ETA en Francia

tribunal de derechos humanos de estrasburgo
Reuters
Actualizado 02/03/2017 15:49:26 CET

MADRID, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha rechazado este jueves un recurso presentado por los miembros de ETA Urko Labaka Larrea, Ione Lozano y Alejandro Zobaran, encarcelados en Francia desde marzo de 2011, en el que denunciaban que la prisión en la que se encuentran cumpliendo condena en el país vecino se encuentra a una gran distancia de sus familiares y por tanto se vulnera sus derechos fundamentales a hacer una vida familiar normal.

El TEDH no estima esta queja al considerar que los problemas denunciados por los terroristas "no bastan" para considerarlos una "injerencia" en su derecho al respeto a la vida familiar, recogido en el artículo 8 de la Convención Europea de Derechos Humanos.

Labaka, Lozano y Zobarán consideran que la cárcel de Lyon-Corbas a la que fueron trasladados, desde las prisiones de Fresnes y Fleury-Mérogis --en los alrededores de París--, está situada demasiado lejos de las residencias de su familias en el País Vasco, a más de 800 kilómetros.

Estrasburgo afirma que la "separación y distancia de sus familias eran inevitables" como consecuencia de la detención. Asimismo, aunque se reconoce que el artículo 8 de la Convención defiende que la distancia hace "muy difícil o incluso imposible" que las familias puedan visitarlos, el tribunal subraya que en ningún momento se han quejado de ser sometidos a ningún régimen penitenciario especial, como la restricción o limite del derecho de visitas o llamadas telefónicas.

De hecho, el Gobierno francés remitió al TEDH, y así lo señala en su decisión, que entre 2011 y 2014, Labaka mantuvo 198 encuentros con sus familiares en la cárcel y 306 conversaciones telefónicas con sus padres, sus hermanos y su esposa. Por otro lado, Lozano fue visitada 213 veces por sus parientes e hizo uso del teléfono 726 veces, entre ellos sus padres y abuela; y Zobaran fue visitado 190 veces por su familia y se comunicó telefónica 1.176 veces con su madre, su hermano, su hermana, su esposa y su suegra.

"ESTRECHOS VÍNCULOS" CON SUS FAMILIARES

"Los solicitantes fueron capaces de mantener estrechos vínculos" con sus familiares, concluye el Gobierno galo, tal y como recoge la decisión del tribunal. Con estos datos, el TEDH rechaza que se haya producido "injerencia" alguna en su derecho al respeto a la vida familiar.

Además, el tribunal rechaza esta demanda porque está "manifiestamente mal fundada" ya que no presenta ninguna "alegación argumentable" y que, por tanto, tampoco podían acudir al artículo 13 del mismo Convenio sobre el derecho a un recurso efectivo.

Labaka, Lozano y Zobaran enviaron un escrito al juez instructor que ordenó los traslados de centros penitenciarios instándole a que tomase las "medidas necesarias para poner fin a esta situación", según dice la decisión de Estrasburgo. Debido a que no recibieron respuesta del magistrado, los etarras reiteraron su demanda formalmente, que fue denegada en un auto con fecha del 15 febrero de 2013 por dicho juez.

No obstante, este instructor hizo llegar una misiva unos días después, el 6 de marzo, explicándoles las razones de porqué están cumpliendo condena en Lyon. Tras volver a presentar un recurso contra este auto ante el Tribunal de Apelación de París, que fue rechazado, los demandantes interpusieron una demanda en septiembre de 2013 en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

DETENIDOS EN MARZO DE 2011

Alejandro Zobaran, ?alias ?'Xarla', cumple en Francia una condena de nueve años de prisión tras ser detenido en ?el ?norte del país galo el 10 de marzo de 2011 junto a Mikel Oroz, 'Peru'. Ambos eran considerados miembros del 'aparato militar' de la banda terrorista.

En esa misma operación fue arrestado Urko Labaka Larrea, ?antiguo responsable de Segi. La Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ?había decretado el 28 de junio de 2010 una orden internacional de búsqueda y captura contra él al no haberse presentado en un juicio en el que estaba procesado junto a otros 17 acusados por formar parte de la organización juvenil ilegalizada.

Días después, el 21 de marzo, fue detenida Ione Lozano en un control de carretera en la localidad francesa de Indre. Llevaba una pistola y 48.000 euros en efectivo. Las fuerzas de seguridad consideraban que Lozano se encontraba entre los 'legales' (no fichados) de ETA desde un año antes, cuando huyó tras ser arrestado el etarra Ibai Beobide.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies