Annan se reúne con Urkullu, Eguiguren y Etxeberria antes de hacer pública la declaración de Aiete

Kofi Annan
LOKARRI
Actualizado 18/10/2011 0:04:40 CET

BILBAO, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

El ex secretario general de la ONU, Kofi Annan, se ha reunido con el líder del PNV, Iñigo Urkullu, el presidente del PSE-EE, Jesús Eguiguren, y el representante de la izquierda abertzale antes de que hayan hecho pública la declaración en la que han pedido a ETA el cese definitivo de la actividad armada y, en caso de que ésta se produzca, emplaza a los gobiernos español y francés a aceptar el inicio de conversaciones para abordar exclusivamente las consecuencias del conflicto.

Kofi Annan, premio Nobel de la Paz en 2001, junto al presidente del Sinn Féin Gerry Adams, el exprimer ministro irlandés Bertie Ahern, el ex jefe de gabinete de Tony Blair, Jonathan Powell, el ex ministro de Interior y Defensa francés Pierre Joxe y la exprimera ministra noruega y miembro de The Elders (grupo de personalidades por la paz creado por Nelson Mandela), Gro Harlem Brundtland, han presidido el encuentro celebrado en el Palacio de Aiete de San Sebastián.

En él han intervenido cada uno de ellos durante unos cinco minutos. El ex secretario de la ONU se ha referido al tema de la resolución de conflictos, en general, aunque no ha hecho una referencia muy específica a Euskadi.

Posteriormente, han intervenido durante dos minutos cada uno de los casi 50 representantes de los partidos políticos, sindicales y sociales que han asistido a la cumbre.

Todos ellos han seguido el discurso que habían preparado para la Conferencia y que habían entregado a los organizadores de la cumbre, salvo Eguiguren que ha sorprendido a los asistentes al improvisar su discurso, para insistir en que esto no se trataba de un "conflicto" o un tema de "nacionalismo", sino de "un grupo de fascistas", en alusión a ETA, que "han estado asesinando a otros" En Euskadi.

En la línea de los 10 puntos establecidos por el lehendakari, Patxi López, en el pleno de política general del Parlamento vasco el 29 de septiembre, el presidente del PSE-EE vasco ha realizado, según los presentes, "una escenificación" en la que ha destacado que en el País Vasco no hay dos contrincantes "en lucha", sino unos, los terroristas de ETA, "que han asesinado a otros" ciudadanos.

Tras reconocer que "estamos en el umbral de la paz" y mostrarse a favor de la reinserción, la legalización de todas las formaciones que rechazan la violencia y de flexibilizar la política penitenciaria, ha señalado que la democracia debe ser "la vencedora" en este proceso y "el vencido" la violencia.

Tras las intervenciones de los participantes de la Conferencia de Paz, en un receso, los representantes internacionales han llamado a los dirigentes del PNV, PSE-EE y la izquierda abertzale, por separado, para intercambiar con ellos impresiones, como representantes de las principales sensibilidades del País Vasco.

Los encuentros tenían la pretensión de que estos líderes políticos se expresaran con claridad y sin verse "presionados". De esta forma, Iñigo Urkullu y Joseba Aurrekoetxea, en nombre de la formación jeltzale, Jesús Eguiguren y Carlos Totorika, por otro, y Rufi Etxeberria, en tercer lugar.

LECTURA DE LA DECLARACIÓN

Tras escucharles, los representantes internacionales han elaborado la Declaración de Aiete que, antes de leer ante los medios de comunicación, han trasladado a los asistentes a la cumbre. Kofi Annan, Gerry Adams, Pierre Joxe, Jonathan Powell y Gro Harlem Brundtland, han preguntado a los presentes si tenían dudas o querían explicaciones, sin que nadie se haya opuesto al texto.

Desde un principio, los promotores del texto habían acordado que la declaración no se iba a trasladar a los partidos para que la asumieran y la idea que se barajaba era la posibilidad de que fuera un texto de todos los representantes internacionales. No obstante, finalmente se ha decidido que sea una aportación exclusivamente de los seis dirigentes internacionales que la han presentado.

Según fuentes de los asistentes, en el encuentro, se ha querido "positivizar" el contenido de la Conferencia y de la declaración, que contiene una exigencia expresa a ETA para que abandone la violencia para siempre.

Tras la Conferencia, la impresión de la mayoría de los asistentes es que esta Cumbre puede facilitar nuevos pasos por parte de la banda armada y, en este sentido, esperan un comunicado inminente en línea con la reclamación que le han trasladado los líderes internacionales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies