La Audiencia Nacional juzga el miércoles por primera vez a González Peñalva por asesinar al vicealmirante Escrigas

Actualizado 30/06/2006 21:04:01 CET

"Gadafi" se enfrenta mañana a 284 años de cárcel por herir a 44 personas en un atentado en Burgos

MADRID, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Sección Segunda de lo Penal de la Audiencia Nacional juzgará el próximo miércoles, por primera vez en España, a la miembro de ETA Belén González Peñalva, alias "Carmen", por el asesinato del vicealmirante de la Armada Fausto Escrigas Estrada en julio de 1985 en un atentado en Madrid en el que su chófer resultó herido. El fiscal Vicente González Mota pide para la acusada 53 años de prisión por los delitos de atentado con resultado de muerte y asesinato frustrado con la agravante de premeditación.

El juicio contra la supuesta interlocutora en las conversaciones entre el Gobierno y ETA en Argel y Zúrich de 1989 y 1998, que estaba previsto para el pasado día 22, fue aplazado porque dos testigos y el conductor que resultó herido no comparecieron en la vista oral. Uno de estos testigos es el ex integrante arrepentido del "comando Madrid" Juan Manuel Soares Gamboa, a quien no se había citado correctamente.

También está previsto que sea interrogado en el juicio el miembro de ETA José Ignacio de Juana Chaos. La Sala eximió al chófer herido de acudir a la vista oral, ya que padece problemas de salud que requieren atención continua.

Según el escrito de conclusiones provisionales de la Fiscalía, González Peñalva y los otros integrantes del "comando Madrid", formado por Inés del Río Parda, José Ignacio de Juana Chaos, Juan Manual Soares Gamboa y el fallecido Esteban Esteban Nieto, condenados ya por estos hechos, decidieron en julio de 1985 asesinar al vicealmirante Escrigas Estrada.

Para ello, los terroristas vigilaron durante varios días su recorrido desde su domicilio hasta la sede del Ministerio de Defensa, en Madrid. El día elegido por los etarras, se dirigieron en un vehículo robado al lugar donde habían decidido atentar contra el vicealmirante. Dispararon simultáneamente sobre los ocupantes del coche donde viajaba Escrigas Estrada, lo que provocó su muerte y causó heridas al conductor del Ministerio de Defensa.

A continuación, los integrantes del "comando Madrid" huyeron del lugar y abandonaron el automóvil con un artefacto explosivo compuesto por 3,600 kilos de goma-2, que fue desactivado por los TEDAX sin ocasionar daños.

GADAFI: 44 HERIDOS Y 284 AÑOS

Además, la Sección Segunda juzgará mañana al ex dirigente etarra Juan Carlos Iglesias Chouzas, alias "Gadafi", por un atentado cometido en agosto de 1990 contra la Comisaría de Policía de Burgos, en el que 44 personas resultaron heridas. El fiscal Vicente González Mota solicita que se le condene a 284 años de cárcel (veinte años por un delito de terrorismo y seis por cada uno de los 44 de lesiones).

El Ministerio Público también pide que se le condene a indemnizar a los heridos en el atentado con cantidades que oscilan entre 120 euros y casi 10.000 euros. Según su escrito de calificación, "Gadafi" y el integrante del "comando Donosti" fallecido Juan María Ormazábal, "Turco", aprobaron el plan de destruir la comisaría de Burgos que les plantearon los también integrantes de ETA José Luis Martín Carmona, Inmaculada Pacho Martín y Fernando del Olmo, quienes recabaron información sobre un posible atentado contra el local policial.

"Turco" alquiló dos coches, que posteriormente entregó, junto con Gadafi, a sus compañeros de la banda. En uno de ellos colocaron un artefacto con 60 kilos de explosivos. Los terroristas se desplazaron con los dos vehículos a Burgos, donde hacia las 15.30 horas estacionaron el coche-bomba frente a la comisaría. Los tres miembros de ETA abandonaron la ciudad inmediatamente después. La explosión provocó heridas de diversa consideración a 44 personas.

AYUDABAN A ETARRAS A HUIR A FRANCIA

La misma Sección juzgará el próximo jueves y viernes al presunto miembro de ETA Josu Álvarez Pérez y a los supuestos colaboradores de la banda Oscar Elejaga Angulo, Francisco Javier Ganuza Murguiondo y Amaia Ibarra Urquijo, acusados de ayudar a varios miembros de ETA a huir a Francia. La fiscal Blanca Rodríguez pide para Josu Álvarez una pena de 8 años de cárcel por pertenencia a organización terrorista y para el resto de acusados pide 6 años de prisión por colaboración con banda armada.

Según la fiscal, Francisco Javier Ganuza, que estaba integrado en Gestoras Pro Amnistía y en la Koordinadora Abertzale Socialista (KAS), propuso en julio de 2000 a Álvarez Pérez, dirigente de Gestoras, ayudar a huir de España al etarra Francisco Javier Sadaba, condenado a 17 años de cárcel por varios delitos. Para ello, contaron con la ayuda de Ibarra y de Elejaga.

Por otro lado, Álvarez Pérez recibió en junio de 2004 una cita de la banda armada para recoger en el monte Pagasarri (Bilbao) al etarra Patxi Abad Urquijo, primo de Ibarra, para ayudarle a pasar la frontera. Llamó entonces a Ibarra para que preparase una vivienda para alojarles. Álvarez Pérez recogió a Patxi Abad y le llevó a su domicilio, al día siguiente le trasladó a un caserío en Galdácano, donde permaneció oculto 14 días.

Entre la documentación intervenida a Ibon Fernández Iradi, alias "Susper", la Unidad de Inteligencia de la Comisaria General de Información de la Dirección General de la Policía logró identificar a Josu Álvarez. Además, en su domicilio, que compartía con Amaia Ibarra, se encontró un adhesivo con el anagrama de ETA y diversa correspondencia mantenida con diferentes miembros de la organización terrorista.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies