ETA.- Las autoridades británicas han detenido a diez etarras en su territorio desde 2007

Beñat Atorrasagasti Ordóñez
MINISTERIO DE INTERIOR
Actualizado 14/07/2012 1:57:25 CET

La presión policial en Francia hace que muchos etarras se refugien en otros países europeos como Reino Unido

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

La detención en Edimburgo este viernes del presunto miembro de ETA Beñat Atorrasagasti Ordóñez en Escocia eleva a diez el número de etarras arrestados en Reino Unido desde 2007, según los datos recogidos por Europa Press.

Beñat Atorrasagasti Ordóñez, nacido el 18 de agosto de 1976 en San Sebastián y que figura en la lista de terroristas más buscados desde 2008, ha sido detenido en Edimburgo en una operación conjunta entre la policía escocesa y la Guardia Civil.

Tanto en Irlanda del Norte como en Inglaterra existen precedentes sobre la presencia de ETA. Uno de los más significativos de los últimos años fue el arresto en Cambridge (Inglaterra) del que había llegado a ser considerado como 'jefe militar' de la organización criminal, Eneko Gogeaskoetxea.

Llevaba una vida aparentemente normal en la clandestinidad junto a su familia en la citada localidad británica tras abandonar las labores de dirección en Francia. Junto a esta operación, las autoridades británicas en colaboración con las españolas habían llevado a cabo hasta siete detenciones de etarras desde 2007.

Fue el 27 de abril de 2007 cuando las fuerzas de seguridad británicas arrestaron a Iñigo Albisu Hernández, Zigor Ruiz Jaso -hermano de la dirigente de Bildu Bakartxo Ruiz-- y Ana Isabel López Monge en la localidad inglesa de Sheffield. Formaban un 'talde' de reserva y contaban con documentación que podría apuntar a Santander como objetivo de la banda.

El 22 de abril de 2009 fue arrestado en Belfast Arturo Villanueva, vinculado con las organizaciones juveniles de ETA Segi, Haika y Jarrai.

También en Belfast fue arrestado el ex miembro del 'comando Madrid' Fermín Vila Mitxelena el 25 de junio de 2010 por causas pendientes con la Justicia española. Llegó a adquirir con su identidad falsa una tarjeta de crédito, una tarjeta médica, la tarjeta Nacional de seguros, y hasta la tarjeta de biblioteca durante su estancia en Irlanda del Norte a donde llegó en 2007.

Ya en Londres, concretamente en el barrio del Soho, fue arrestado el 14 de marzo de 2010 Garikoitz Ibarlucea Murua sobre quien pesaba una orden de detención internacional y al que se le acusó de participar en diversos actos de kale borroka. Fue ingresado en prisión hasta que la Justicia británica rechazó su petición de extradición por lo que quedó en libertad.

Hasta el Reino Unido trató de escapar también el terrorista Luis María Cengotitabengoa, detenido en junio de 2010 en Bélgica donde preparaba su fuga a tierras británicas. Así lo reconoció su abogado, Paul Bekaert, quien afirmó que su deseo era viajar al Reino Unido por creer que desde allí no puede ser extraditado a España. Las autoridades belgas autorizaron su entrega.

La última detención fue el viernes 29 de junio, con otro duro golpe para la banda terrorista, ya que fueron arrestados en Londres el histórico miembro del 'comando Madrid' Antonio Troitiño, de 55 años y que se encontraba en busca y captura desde que se fugara hace poco más de un año aprovechando un error de la Audiencia Nacional cuando cumplía la condena de 2.700 años de prisión por 22 atentados.

Uno de estos atentados fue el perpetrado por el 'comando Madrid', en el que también estaba Iñaki de Juana Chaos, en la plaza de la República Dominicana de Madrid en el año 1986, en el que fallecieron 22 guardias civiles.

Con Troitiño en Londres vivía otro etarra, Iñaki Sánchez Lerín, y ambos intentaban hacer vida normal en la clandestinidad, según fuentes de la lucha antiterrorista. Sobre Sánchez Lerín, de 39 años, también pesaba una reclamación judicial por parte de la Audiencia Nacional, ya que se encontraba huido desde que fuera desarticulado el 'comando Urederra o Donosti' en marzo de 2007.

Ambos terroristas fueron detenidos en una vivienda del barrio londinense de Hounslow, en una operación llevada a cabo por Scotland Yard en la que resultaron detenidas varias personas más sin relación con la banda, aunque sí son sospechosas de delitos de fraude e inmigración.

PRESIÓN EN FRANCIA

La presión policial contra el entorno de ETA en España y Francia está haciendo que los terroristas busquen refugio en terceros países europeos para no ser detenidos. En las últimas semanas, el Ministerio del Interior ha acelerado el desmantelamiento de ETA, con la detención en las dos últimas semanas de casi una decena de miembros de la organización terrorista, tanto en territorio español como extranjero.

El propio ministro, Jorge Fernández Díaz, ha sido tajante en este sentido al afirmar en varias ocasiones en las últimas semanas que "cada vez hay menos peces en la pecera" y que "la disolución definitiva" de la banda "está más cerca que lejos". Fuentes policiales consultadas por Europa Press aseguran que las directrices verbales de los mandos de la lucha antiterrorista es acelerar el fin de ETA con una ofensiva de detenciones.

Los arrestos comenzaron el pasado 26 de junio, cuando agentes de la Policía francesa, en colaboración con la Guardia Civil, detuvieron en Albi, cerca de Toulouse, a Ugaitz Errazquín Tellería, de 27 años, y José Javier Oses Carrasco, de 32. Ambos portaban armas en el momento del arresto.

Huido desde 2009, Errazquín Tellería formó parte del comando ASTI de ETA, responsable del asesinato del empresario Iñaki Uría y del concejal socialista de Mondragón (Guipúzcoa) Isaías Carrasco. Es considerado por Interior, debido a su experiencia criminal, en uno de los miembros más destacados del aparato logístico de la banda y era uno de los terroristas más buscados por la Policía Nacional.

Por su parte, Oses Carrasco, que era miembro de la kale borroka, permanecía huido desde 2010 tras salir de prisión en libertad provisional después de que la Audiencia Nacional decidiera revocar su decisión de enviarle a la cárcel un mes antes.

Sólo un día después, la Policía Nacional detenía en Bilbao a Maialen Zuazo, de 29 años y condenada por colaborar con ETA, para que termine de cumplir la pena de siete años que le fue impuesta por su vinculación con el 'comando Vizcaya' desarticulado en julio de 2008. Aunque se encontraba en libertad al haber cumplido en prisión provisional más de la mitad de la condena, regresará a la cárcel una vez que el Tribunal Supremo ratificara su condena el pasado 13 de abril.

Además de la detención del histórico miembro del 'comando Madrid' Antonio Troitiño e Iñaki Sánchez Lerín en territorio británico, un día después se produjo la detención de Josu Rodríguez Mallaviarrena, también requerido por la Audiencia Nacional para cumplir una condena de tres años por construir zulos en la zona para realizar acciones de violencia callejera, en Bilbao.

El pasado 4 de julio, además, la Policía francesa, en colaboración con la Guardia Civil, ha arrestado a Juan María Mujika Dorronsoro, quien formó parte de un talde dedicado a labores de logística, transporte y entrega de material que desempeñó la misión de recoger un lanzamisiles y entregarlo a un 'comando' que debía atentar contra el entonces presidente del Gobierno José María Aznar.

"VAMOS A POR ELLOS"

Con todas estas operaciones ya son 19 los etarras detenidos en lo que va de año. La semana pasada, el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, se refirió a estos arrestos asegurando que los terroristas de ETA "van a ser detenidos uno a uno hasta la desaparición total de la banda", un final que desea que llegue "más pronto que tarde".

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, recurrió a un símil para explicar la actual situación de ETA al afirmar que "cada vez hay menos peces en la pecera y los que hay están en el fondo porque no están activos".