Blanco acusa a Rajoy de "poner obstáculos" al proceso de paz y avisa que deberá "responder ante los españoles"

Actualizado 03/06/2006 22:12:12 CET

CERDANYOLA DEL VALLES (BARCELONA), 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario de organización del PSOE, José Blanco, acusó hoy al líder del PP, Mariano Rajoy, de "poner obstáculos" al proceso de paz en el País Vasco por intereses partidistas y como consecuencia de "haber perdido" el Debate sobre el Estado de la Nación de la semana pasada en el Congreso. Blanco advirtió a los populares que "como sigan por este camino, no sólo perderán más debates, sino que volverán a perder las próximas elecciones". "Quien dificulte el proceso y ponga palos en las ruedas tendrá que responder ante la sociedad española", sentenció.

En un acto del PSC en la campaña de referéndum del Estatut en Cerdanyola del Vallès (Barcelona), Blanco criticó que Rajoy dijera en el debate del año pasado que el Gobierno "había traicionado a los muertos" y "ahora, tras perder el debate, pone obstáculos al proceso de paz". "Cada vez se les nota más que no quieren y los ciudadanos también lo notan", apostilló, convencido de que los populares quieren que "se tuerza" el proceso.

Blanco aseguró que el PSOE y el Gobierno "no van a abdicar" de la responsabilidad de trabajar por conseguir la paz y para ello "el camino es el diálogo, el marco para hacerlo es la Constitución y el proceso lo tiene que dirigir el Gobierno" con "responsabilidad, sentido de Estado y pidiendo la cooperación del PP". No obstante, señaló que "si no quieren acompañarnos, que lo digan, pero que no sigan mintiendo igual que hizo Acebes entre los días 11 y 13 de marzo" en 2004. "No nos va a callar por más que eleve el tono y más mentiras que diga", añadió Blanco.

El dirigente socialista instó al PP a que "no convierta la política española en berrinches" porque "les sale mal la estrategia" y no se puede utilizar "un tema tan serio para todos" como el proceso de paz como contrapartida a la derrota de un debate político en el Congreso. Blanco pidió al PP que "se serene, que van a perder algún debate más y muchos más" y "no pueden poner todos patas arriba y volver a la crispación y la mentira".