Blanco admite que hay que hacer "autocrítica" y que hubo un "problema de información" o de "interlocución"

Actualizado 05/01/2007 13:38:38 CET

Cree "indudable" que ETA tenía "voluntad inequívoca" de atentar y ve vigente el objetivo del Pacto anti ETA, pero no excluir a fuerzas

((AMPLIACIÓN))

MADRID, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Organización y Coordinación del PSOE, José Blanco, admitió hoy como "indudable" que la información de la que disponía el Gobierno "no se correspondía con la voluntad de ETA". "Por tanto, hay que reconocer que había un problema de información" o de "interlocución", dijo el dirigente socialista, que admitió que hay que "hacer autocrítica" y que tendrán "que analizar lo ocurrido para no reincidir en errores en el futuro".

En declaraciones a la Ser, Blanco aseguró que han "aprendido muchas cosas", como que ETA "rompe un alto el fuego permanente sin aviso previo". Afirmó sentirse dolido por que se diga que hubo "ingenuidad" en el Ejecutivo. "Cuando se trata de acabar con terrorismo no hay ingenuidad, sino valentía para acometer un proceso porque era el deseo de la inmensa mayoría de los españoles", expuso.

El dirigente socialista señaló que esa "valentía" fue la que reiteró ayer jueves en la T4 el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aunque "algunos hoy lo interpreten torticeramente" para "justificar sus estrategias". "No nos van a amedrentar, tenemos compromiso con la sociedad española, con los que nos han votado y la mayoría de votantes del PP que quieren ver el final del terrorismo y unidad y concordia, y no división ni enfrentamiento, que es por desgracia lo que nos ofrece el PP todos los días", se quejó.

"GRAN FRUSTRACIÓN".

Con estos argumentos, expuso que el sentimiento del PSOE es doble, el de "gran frustración", pero también el de "mucha expectativa de la sociedad española". "Estamos decididos a intentar conseguir el final de la violencia, que es la responsabilidad de un partido democrático, de un gobierno y se hace con los instrumentos que tenemos, la aplicación de la Ley y todos juntos en una estrategia a poder ser compartida, diseñar el camino que hemos de compartir para conseguir ese objetivo", comentó.

En esa tesis enmarcó la estrategia del Ejecutivo de reunirse con todos los grupos parlamentarios. "Habrá que hacer autocrítica, en qué hemos fallado y a partir de ahí, habrá que hacer frente desde el acuerdo", señaló Blanco, que aseguró que se está "en una nueva etapa para conseguir el objetivo de derrotar a los terroristas".

Respecto a la bomba en Vizcaya, Blanco expuso que es "indudable que ETA tenía una voluntad inequívoca de cometer atentados y de romper el alto el fuego". "Ha quedado roto y a partir de ahí estamos en un nuevo momento", dijo. En cualquier caso, Blanco defendió que el Gobierno "actuó correctamente" ya que intentó "hasta el último minuto" que la "esperanza abierta" se "mantuviera viva".

BATASUNA: SÓLO SIRVE CONDENA.

"Escucho decir a la 'izquierda abertzale' que el proceso no está roto y sin embargo, antes decían que el proceso estaba agotado", comentó el secretario de Organización socialista, para quien "ya no sirven las palabras".

"Se lo quiero decir con claridad a los dirigentes de la 'izquierda abertzale' --avisó--. La única palabra que de verdad sirve es la condena del atentado y del terrorismo. Que no se equivoquen, sólo tienen ese camino, la condena y sólo tienen otro camino si quieren hacer política, que es cumplir con la Ley y convertirse en una fuerza legal". "Están condenados a no hacer política, que no se equivoquen", advirtió.

Sobre si descartan que Batasuna cambie de actitud antes de las elecciones municipales de mayo, Blanco indicó que "cada día" tiene "más dudas".

"Tenían una gran oportunidad para poder hacerlo y cada vez tienen menos credibilidad --afirmó--. No se puede intentar jugar a participar en vida política sin aceptar las reglas del Estado de Derecho y la primera es que hay que condenar la violencia, el terrorismo". En esta sentido, afirmó que el dirigente de Batasuna Arnaldo Otegi "tiene hoy muchísima menos credibilidad de la que tenía ayer, y ayer tenía muy poca".

PP: "NUEVOS INFUNDIOS".

De otra parte, Blanco se quejó de que el PP no tenga "límites" en su "objetivo" de "desgastar al Gobierno". Acusó al líder del principal partido de la oposición, Mariano Rajoy, de lanzar "nuevos infundios" para "justificar en base a los bulos su nueva estrategia política".

Tras invitar al PP a pasar la página "del rencor y de la indignidad", avisó de que ahora se lanzará el "bulo" de que se "sigue negociando bajo cuerda" y que por ello, no les sirve que el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, haya dicho que el proceso "estaba roto".

"Quieren un argumento a partir de un bulo para justificar su estrategia, que es no compartir nada con el Gobierno, tratar de desgastarle y de confundir a la sociedad española", lamentó Blanco, que advirtió de que estas "ansias partidistas" les pueden "llevar a un precipicio" porque "los ciudadanos saben bien quién coopera" y "quién pone zancadillas en un tema de estado como es lucha antiterrorista".

Blanco considera que así "es muy difícil compartir estrategia", pero que "la esperanza es lo último que se pierde" y que los socialistas harán "todos los esfuerzos". Resaltó, además, que los 'populares' invocan el Acuerdo por las Libertades y contra el terrorismo mientras lo "incumplen", porque este pacto marca que la "política antiterrorista la marca el Gobierno" y la oposición "la apoya".

Para Blanco, lo que tiene vigencia de este acuerdo es "el objetivo", esto es, el "utilizar los mecanismos del Estado de Derecho para acabar con el terrorismo". "¿Pero por qué vamos a excluir de ese compromiso a las fuerzas democráticas de este país? ¿Por qué no podemos compartir, con PNV, IU, CC, CiU? ¿Por qué no vamos a compartir con todos ellos un planteamiento común para hacer frente al terrorismo?", se preguntó. A su juicio, el PP se "empecina" en que los demás no estén en ese objetivo porque pretenden "la división".

Declaró que lo que ofrece el PSOE al PP es "aplicar la Ley, reforzar la unidad democrática y combatir entre todos a ETA" y respondió a Rajoy, sobre su demanda de que Zapatero explique su política antiterrorista, que ésta es "la de siempre".

Por último, alabó la postura del presidente del PNV, Josu Jon Imaz. "Creo que es una persona comprometida con la paz, con el final de la violencia, que está al lado Gobierno de España para conseguir ese objetivo --finalizó--. Sus actitudes no pasan desapercibidas y las valoramos muy positivamente".