ETA se compromete a colaborar con la Comisión de Verificación y dice que seguirá "adelante por este camino"

Actualizado 01/10/2011 21:59:01 CET

La banda hace público su mensaje, días después de darse a conocer la creación de grupo de expertos y tras la disolución de Ekin

BILBAO, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

ETA se ha comprometido, a través de un comunicado remitido a los diarios Gara y Berria, a colaborar con la Comisión de Verificación Internacional del alto el fuego y ha manifestado su voluntad de seguir "adelante por este camino".

En el mensaje, que este domingo será difundido de forma íntegra por ambos rotativos, la banda armada considera un "paso importante" para avanzar en el proceso de resolución el hecho de que se haya creado este grupo con la intención de verificar el alto el fuego que decretó el pasado 10 de enero.

ETA ha hecho público su comunicado días después de darse a conocer el trabajo de los expertos y tras la disolución de Ekin, anunciada este mismo sábado.

La Comisión de verificación fue presentada el miércoles en Bilbao en un acto privado al que fueron invitados representantes de partidos, sindicatos, organismos empresariales o la Iglesia católica, entre otros muchos agentes. Según aclararon sus integrantes, su misión es "evaluar el alto el fuego permanente y general emprendido por ETA el pasado 10 de enero".

El grupo de expertos policiales, militares y conocedores de conflictos políticos en otros países, está integrado por Ronnie Kasrils, de Sudáfrica, Ray Kendall y Chris Maccabe, de Reino Unido, Ram Manikkalingam, de Sri Lanka, y el teniente General Satish Nambiar, de India, han creado la Comisión Internacional de Verificación del alto en fuego en el País Vasco (CIV).

En un comunicado difundido tras su presentación, el grupo destacó que, "en los últimos años se han producido importantes avances hacía la paz en el País Vasco y hoy estamos ante una nueva etapa esperanzadora".

"Entre los muchos factores que han contribuido a alcanzar esta etapa, cabe destacar la demanda clara y rotunda de la sociedad vasca de que llegue el fin definitivo de la violencia", aseveraron.

En este sentido, apuntaron que "un paso fundamental en este proceso es un alto al fuego creíble e irreversible" y, por ello, "diferentes elementos de la sociedad vasca han expresado la necesidad de crear un mecanismo de verificación del alto al fuego 'permanente, general y verificable' anunciado por ETA el 10 de enero de 2011".

También precisaron que su constitución "responde a la petición de diferentes elementos de la sociedad vasca a miembros de la Comisión de crear un mecanismo de verificación del alto al fuego".

LABOR "SERIA Y RIGUROSA"

"La CIV está formada por varios individuos de amplia experiencia internacional en procesos de paz y en seguridad. El objetivo es contribuir a la verificación del alto al fuego de ETA mediante una labor seria y rigurosa. Para ello, la Comisión trabajará junto a todos los elementos posibles de la sociedad vasca", señalaron.

En este contexto, explicaron que, "durante las dos últimos días, la CIV se ha reunido con representantes de los partidos políticos, asociaciones de empresarios, sindicatos y la Iglesia en el País Vasco para hablar sobre el comienzo del trabajo de la Comisión".

Además, adelantaron que mantendrá "reuniones periódicas con todos los elementos posibles de la sociedad vasca para intercambiar informes, ideas y proyectos que puedan afianzar y profundizar el alto al fuego creíble e irreversible que demanda el País Vasco".

EKIN

Además, este mismo sábado por la mañana, Ekin, organización sucesora de KAS, ha anunciado, a través de una entrevista en Gara, su disolución tras un debate iniciado la primavera pasada y que responde al cambio de estrategia de la izquierda abertzale, que toma así las riendas de la línea política.

"Ha sido una reflexión tranquila, teníamos tiempo --han indicado a 'Gara'--. Nuestra organización nunca ha basado su trabajo en dar respuesta a cada nuevo hecho que sucede en el día a día, sino que siempre ha mirado a largo plazo, y tampoco ha tenido que atender en estos meses urgencias como las elecciones, por ejemplo".

En este sentido, y con el objetivo de lograr una "optimización" del potencial de la izquierda abertzale y una máxima "eficacia" en la lucha por la independencia, se ha acordado la autodisolución --una decisión que, según el diario vasco, ha sido adoptada de modo firme y a la vez sosegado como consecuencia natural de un cambio de ciclo-- aunque se hace un llamamiento para continuar trabajando por la independencia.

"El reto que tiene Euskal Herria en este momento es grande, pero los que van a venir son mayores todavía", dicen los miembros de Ekin, que recalcan que su "capital político y humano" es un "activo" en la nueva estrategia de la izquierda abertzale.