Los detenidos en la macrooperación contra SEGI comenzarán a declarar mañana ante el juez Grande-Marlaska

Actualizado 25/11/2009 20:10:15 CET

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los 34 detenidos en la macrooperación llevada a cabo en la madrugada del martes en el País Vasco y Navarra contra la organización juvenil abertzale SEGI comenzarán previsiblemente mañana, jueves, a prestar declaración ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, Fernando Grande-Marlaska, informaron hoy fuentes jurídicas.

Está previsto que el magistrado interrogue a partir de las 17.00 horas a una decena de los detenidos y que las declaraciones se prolonguen durante el viernes y el sábado. Según estas fuentes, en primer lugar declararán los detenidos contra los cuales existen menos indicios de responsabilidad penal y después los presuntos cabecillas de la organización.

Según el Ministerio del Interior, con esta operación, que llevaba varios meses preparándose, se puede dar por concluida "la casi total desarticulación de las estructuras clandestinas de SEGI en España". SEGI es la organización juvenil vinculada al entorno de ETA que fue declarada terrorista por el Tribunal Supremo el 19 de enero de 2007 al considerarla seguidora de las también ilegalizadas Haika y Jarrai. De este modo, el alto tribunal culminó un proceso iniciado por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, quien en febrero de 2002 declaró la ilicitud de las actividades de estas asociaciones.

Para el Gobierno, además de constituir actualmente la cantera de la banda terrorista, SEGI es la encargada por ETA de llevar a cabo acciones de desestabilización mediante la denominada "violencia callejera", siendo la organización de la izquierda abertzale "más ortodoxa y de mayor fidelidad" a la banda terrorista.

IDENTIDADES DE LOS DETENIDOS

De los 34 detenidos, 29 fueron arrestados por la Policía Nacional, cuatro de ellos en Navarra. Se trata de Amaia Elcano Garralda (Pamplona); Garbiñe Urra larrión (Barañain); Itxaso Torregrosa Arteaga, (Burlada) y Oier Zúñiga Pérez de Urabain, (de Pamplona, aunque detenido en Bilbao, donde reside durante la semana).

Por su parte en Vizcaya fueron detenidos Eñaut Ayarzaguena Bravo,(de Iurreta); Mikel Arkaitz Totorica Valle, Nahia Elena Aguado Marín e Idoia Iragorri Petuya, los tres de Sestao. En esa provincia también fueron arrestados Aritz Petralanda Mugarra, (de Zamudio); Joseba Dalmau Cherino, (de Galdacano) e Ibai Esteibarlanda Echeberria (de Elorrio y detenido en San Sebastián, donde reside ocasionalmente).

En Álava la Policía Nacional detuvo a ocho personas, todas en Vitoria. Se trata de Jon Ligüerzana Ajuriaguerra, Nestor Silva Ibáñez, Unai Ruiz Pou, Goizane Pinedo Apaolaza, Jagoba Apaolaza Castro, Zumai Olalde Sáez de Urabain, Aitor Ligüerzana Ajuriaguerra, y Bittor González Villamayor.

En Guipúzcoa los detenidos fueron Aitziber Arrieta Fagoaga, Maialen Eldúa Azkárate, Oier Ibarguren Sarasola, Eihar Egaña García (de San Sebastián); Garazi Rodríguez Rubio, (de Rentería); Euken Villasante Sarasibar, (de Andoain); Mikel Ayestarán Olano, (de Billabona); Xumai Matxain Arruabarrena, (de Zaldibia); Aritz López Ugarte, (de Tolosa) y Mikel Esquiroz Pérez, (de San Sebastián y que ha sido detenido en Pamplona, donde reside durante la semana por razón de estudios).

Por su parte, los agentes de la Guardia Civil detuvieron a otras cinco personas. Se trata de Irati Múgica Larreta, de 24 años y domicilio en Amezketa (Guipúzcoa); Jon Anda Vélez de Mendizabal, de 24 años y domicilio en Vitoria; Oihana Fernández Iturri, de 26 años y domicilio en Pamplona; Jon Ciriza Murugarren, y Raúl Iriarte Rodrigo de 23 años y 24 años respectivamente y ambos de Barañain (Navarra).

La Policía Nacional practicó registros en 46 domicilios y en 21 locales y e intervino abundante documentación de SEGI y soportes informáticos. Igualmente, encontró pegatinas, propaganda y publicaciones ZUTABE y ZUZEN, de ETA, bombonas de cámping-gas, de las utilizadas para la confección de artefactos explosivos e incendiarios (gasolina, ácido, guantes, recipientes, manuales con consejos para la elaboración, etc.), 6.000 euros en sobres y anotaciones manuscritas con placas de matrícula.

Además, la Guardia Civil realizó 15 registros en domicilios y 10 en locales y 'gaztetxes'. Las investigaciones del Servicio de Información de la Guardia Civil se iniciaron hace meses, a raíz del establecimiento de una nueva estructura directiva de SEGI, diseñada para evitar las actuaciones judiciales y que se tradujo en la articulación de un sistema de desdoblamiento directivo.

La operación estaba dirigida contra el proceso de reforzamiento de la estructura organizativa de SEGI, que pretendía incrementar el número de militantes, tanto a través de un aumento de las captaciones como de la ampliación del periodo de duración de la militancia. También pretendía potenciar los procesos de formación, para poder acometer las líneas de actuación establecidas por ETA. para lo que denominan como "el endurecimiento del conflicto" y el incremento de la violencia callejera.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies