Duran acusa a Grande-Marlaska de "dañar" el proceso de paz

Actualizado 30/06/2006 14:30:03 CET

BARCELONA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, cargó hoy duramente contra el juez de la Audiencia Nacional, Fernando Grande-Marlaska, y le acusó de "dañar" el proceso de paz con sus últimas decisiones "resucitando rápido y corriendo un sumario abierto en 1998" y "encarcelando a empresarios, viejos dirigentes de ETA --descarada y públicamente opuestos hoy a la banda-- e incluso implicando a dirigentes del PNV".

En su carta web semanal, Duran aseguró que "siempre he respetado y respetaré" las decisiones judiciales y "defenderé que los jueces han de aplicar y hacer cumplir la ley" pero añadió que esta responsabilidad "no está reñida con la obligación derivada de interpretar y aplicar las leyes de acuerdo con la realidad social".

"Nunca podré entender", señaló, el "por qué" de las últimas decisiones de Grande-Marlaska, más aún cuando ha de abandonar la instrucción del caso por cambio de destino, e incluso llega a preguntar si "tiene poca confianza en el juez que tomará el relevo en la instrucción".

Duran sostuvo que, en este caso, "ni entiendo ni comparto" las decisiones del juez y añadió, "con todo el respeto personal y jurídico a Grande-Marlaska creo que él también ha contribuido a hacer más difícil todo el proceso de paz y normalización".

"No tengo derecho a emitir juicios de intenciones y por este motivo no afirmaré que, en el fondo, es lo que él pretendía. Es más, no se qué pretende, pero sí se que ha hecho daño. Espero que no sea irreversible", subrayó. "A partir de ahora, creo que conviene decir aquello de que 'Dios haga más que nosotros'", concluyó.

Duran pidió que la "discreción" sea la "divisa" de la actuación del Gobierno y eluda las "declaraciones, filtraciones e insinuaciones" sobre las conversaciones que mantenga con ETA. Para Duran, "el contenido y el continente del proceso sólo lo deberían conocer el presidente del Gobierno, el ministro del Interior y las personas que el Gobierno designe como a interlocutores ante ETA. Nadie más".

Dio por hecho que "habrá alguien que intentará descalificar el diálogo" pero defendió el "derecho y el deber de intentarlo" e incluso de "fracasar" como "fracasaron los intentos de Aznar o Felipe González". Duran lamentó que "se ha perdido un poco de tiempo y que ha habido demasiado ruido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies