ERC pide dar una "oportunidad a la paz" y aconseja al PSOE "no despreciar" su ayuda para "solucionar el conflicto"

Actualizado 05/01/2007 18:35:45 CET

Cerdà: "Si a Batasuna le ha sorprendido el atentado, tenemos un problema doble, porque entonces no sabemos con quien hay que hablar"

MADRID, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente del grupo parlamentario de ERC en el Congreso, Agustì Cerdà, aseguró hoy que es necesario dar una "oportunidad a la paz", añadió que un "político responsable" debe buscar "una solución definitiva del conflicto" y, para ello, recomendó al Gobierno "no despreciar la capacidad" del PNV o de su formación para aportar "soluciones" en un marco distinto al Pacto Antiterrorista. Además, recalcó que Batasuna debe estar presente en las próximas elecciones municipales pero admitió que debe "cumplir la legalidad vigente".

En una entrevista concedida a Europa Press, Cerdà afirmó que, pese al "desastre" provocado por ETA en el aeropuerto de Barajas, los partidos políticos tienen la "obligación de hacer todo lo que esté en sus manos para que el final de la violencia sea al final una realidad". Por eso, reclamó "paciencia" y "valentía" al presidente del Gobierno. "Si por algo no nos condenarán es por ser valientes", añadió.

De la misma manera, apeló a la "generosidad de todas las fuerzas políticas" para que "arrimen el hombro", ya que, en su opinión, "la unidad" es el "mejor valor para dar solución a un problema que lleva medio siglo enquistado en la vida política española".

"Creo que hay que dar una oportunidad a la paz. Que se termine el proceso de paz ¿qué quiere decir? ¿Que volvemos otra vez a los atentados, a los crímenes, a los tiros, a la dialéctica del 'tú me pegas y yo te pego'? --se preguntó--. Creo que hay que buscar una posibilidad para que la solución del conflicto sea definitiva. Es lo que un político responsable debe buscar".

Al ser preguntado si ERC da por totalmente muerto el proceso que se abrió en marzo de 2006, Cerdà señaló que "quien lo ha dado por muerto es ETA" al poner un "artefacto en la T4 de una envergadura brutal, que no es compatible" con el proceso que estaba abierto. "Las dimensiones del atentado de Barajas no son casuales, sino que son premeditadas, buscadas y ejecutadas", enfatizó.

"NO CABE DECIR AHORA SI SE HIZO BIEN O MAL"

Pese a que recordó que antes del atentado su partido había emplazado al Gobierno a hacer determinados gestos, como un acercamiento de presos, el diputado republicano subrayó que ahora no es momento de hacer autocrítica en relación con la gestión del proceso de paz.

"Creo que no toca ver el pasado, si se ha hecho bien o se ha hecho mal --continuó--. Tras el atentado, las coordenadas de juego cambian y entonces ver lo que han hecho unos y otros ya no sirve para nada, porque ha habido una interrupción voluntaria de un proceso que estaba abierto".

Afirmó que en estas circunstancias hay que dar "el máximo apoyo posible" al Ejecutivo, un respaldo que, según dijo, trasladará el próximo martes al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, en la ronda de contactos que éste va a celebrar con todos los grupos del arco parlamentario.

EL PACTO ANTITERRORISTA ESTÁ "ANTICUADO"

Eso sí, abogó por superar el Acuerdo por las Libertades y Contra el Terrorismo que suscribieron PSOE y PP y por buscar un marco de encuentro en el que tengan cabida todos los partidos. Aquel pacto, agregó, "está anticuado" y hay que buscar "instrumentos políticos diferentes".

"Para el PP un pacto con ERC es complicado, pero para nosotros también es complicado un pacto con el PP y nosotros no vamos a hacer exclusiones porque pensemos que el PP esté en unas coordenadas políticas radicalmente diferentes", aseveró.

De hecho, subrayó que en el contexto actual pueden jugar "un papel importante" formaciones como el PNV o la suya, que, según recalcó, fueron "excluidas" de aquel Pacto Antiterrorista. "Yo no despreciaría la capacidad del PNV, ni la nuestra, ni de otros grupos políticos para aportar y dar soluciones al conflicto", reiteró.

BATASUNA DEBE ESTAR EN LAS ELECCIONES

Asimismo, Cerdà expresó su "sorpresa" por el hecho de que los propios dirigentes de Batasuna hayan afirmado que el atentado de Barajas no se lo esperaba nadie. "Me ha sorprendido que les hubiera sorprendido, pero claro si les ha sorprendido a ellos tenemos un problema doble, porque entonces en estos momentos tampoco sabemos con quien tenemos que hablar", proclamó el diputado de ERC.

Tras destacar que el atentado no pone "las cosas fáciles" a Batasuna, indicó que sería "oportuno" que la izquierda abertzale lo "condenara" o hiciera "algún gesto" que permita entender que "hay una voluntad inequívoca de llegar a una situación pactada, negociada y dialogada". A su juicio, la condena es un "gesto simbólico importante pero no es el único" porque también es necesario buscar un "escenario preciso" para que las elecciones se produzcan en un marco de "normalidad política".

Para Cerdà "no hay duda" de que Batasuna debe estar presente en las próximas elecciones municipales, si bien es consciente de que para ello debe cumplir la "legalidad vigente", esto es, la Ley de Partidos Políticos.

"Si le estamos pidiendo a alguien que deje la violencia y participe en la vida política, lo que hay que buscar es un instrumento válido, conforme a la legalidad vigente, para que a partir de ahí participen en un proceso democrático. Esas son las reglas del juego. Cómo se articula a partir de esta nueva situación creada en el atentado de la T4 es lo que tenemos que resolver", concluyó.