La Fiscalía pide 17 años de cárcel para el encargado y el camarero de un bar por pertenencia a SEGI

Actualizado 19/09/2010 12:38:55 CET

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Nacional juzgará el próximo miércoles a Oier Urrutia González y David Hernández García, encargado y camarero respectivamente de un bar en Vitoria, acusados de pertenecer a la organización juvenil ilegalizada SEGI (dependiente de la banda terrorista ETA) y de almacenar armas y explosivos. El fiscal Daniel Campos solicita una pena de 17 años de prisión para cada uno de ellos y la clausura definitiva del bar.

Según el escrito de conclusiones provisionales del representante del Ministerio Público, ambos complementaban la actividad de lucha armada de ETA mediante "actos de 'kale borroka' numerosos y reiterados", utilizando artefactos explosivos o incendiarios, causando "daños, coacciones y amenazas".

Así, los dos acusados llevaban a cabo su actividad mediante lanzamientos de artefactos incendiarios, atacando vehículos de transporte público, provocando incendios intencionadamente, colocando artefactos explosivos y participando en contra-manifestaciones violentas con el fin de "producir profundo temor, atacando al conjunto de la sociedad democrática y constitucional del Estado de Derecho".

Según la Fiscalía, para los citados delitos, los procesados disponían del bar Galtzagorri en Vitoria que "era utilizado por la organización SEGI como lugar de reunión de jóvenes radicales y como almacén de material propagandístico de ETA para cometer acciones de violencia callejera".

FOTOS DE GARZÓN Y DEL REY

Mediante registros de la Policía Nacional, tanto en el local en el que estaba situado el bar como en el domicilio del acusado Oier Urrutia, se incautaron camisetas, carteles, huchas y pegatinas con el anagrama de SEGI, fotos de presos etarras, y un cartel con imágenes del juez Baltasar Garzón, de policías, de guardias civiles y del Rey Don Juan Carlos en las que se les acusaba de tener las manos manchadas de sangre.

Además, fueron encontrados varios puños americanos, tirachinas, una pistola de gas para perdigones, petardos, pólvora y un cuaderno con el anagrama de ETA que contiene un esquema y descripción de sustancias y proporciones para confeccionar un artefacto incendiario explosivo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies