La Fiscalía recurre ante el Supremo el archivo de la causa contra el etarra 'Capullo'

Actualizado 04/12/2009 19:10:46 CET

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de la Audiencia Nacional acordó hoy recurrir ante el Tribunal Supremo el archivo de la causa que se seguía contra el etarra José Antonio Zurutuza, alias 'Capullo', por el asesinato del ejecutivo de Moulinex en Guipúzcoa José María Latiegui, que se produjo el 14 de abril de 1981.

Así consta en un escrito registrado hoy por el fiscal Ignacio Gordillo mediante el que el Ministerio Público anuncia la presentación de un recurso de casación contra el auto dictado la semana pasada por la Sección Primera de la Sala de lo Penal, que ejecutó el sobreseimiento libre del procedimiento al considerar que ha transcurrido el plazo de prescripción de 20 años contemplado en el Código Penal de 1973, vigente en el momento en que se produjeron los hechos.

La Fiscalía recurrirá el archivo, adoptado por el tribunal en atención a un artículo de previo pronunciamiento anterior al juicio planteado por la defensa de 'Capullo', al considerar que constituye una infracción de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECR).

El tribunal consideró, con el voto particular discrepante de su presidente, Javier Gómez Bermúdez, que el delito de asesinato terrorista podría haber prescrito. Argumentaba en este sentido que la prescripción de "un delito comienza a correr desde el día que se hubiese cometido" y sólo se interrumpe en el momento en el que "el procedimiento se dirige contra el culpable".

EXTRADICIÓN EN 2005

En este caso, Zurutuza fue procesado el 25 de octubre de 1982 aunque, a pesar de las gestiones realizadas por la Justicia española, Francia no acordó su extradición hasta el 22 de septiembre de 2005. En ese periodo, según la Fiscalía, la Audiencia Nacional solicitó la práctica de varias diligencias relacionadas con Zurutuza (1986), recibió una comunicación de Interpol París sobre su posible detención (1995) y dictó un auto de prisión y otro de modificación del procesamiento (1995).

Sin embargo, las magistradas Teresa Palacios y Carmen Paloma González defienden que "ninguno de los referidos escritos tiene el efecto interruptivo alegado" porque las diligencias solicitadas a Francia se referían a otro procesado (el también etarra Primitivo Alfonso Portilla Martínez) y no consta que Zurutuza fuera detenido en el año 2002.

Para la mayoría del tribunal, ninguna de las resoluciones adoptadas ofrecen "un contenido sustancial propio de una puesta en marcha del procedimiento reveladoras de que la investigación o el trámite procesal avanza superando la incentivación y la parálisis".

VOTO PARTICULAR

No es ésta, sin embargo, la opinión del juez Gómez Bermúdez, que sostiene en su voto particular que el auto de prisión dictado en 1995 demuestra que la Audiencia Nacional no tenía "voluntad de renuncia a la persecución y castigo del delito".

Además, destaca que la mayoría de la Sala obvia una providencia dictada en 1987 en la que se ordenaba el archivo provisional de la causa, por lo que la prescripción debería empezar a contar, a su juicio, desde ese momento, por lo que no habría alcanzado el máximo de 20 años.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies