El Gobierno acordó con ETA en febrero no hacer arrestos y respetar lo que decidan vascos y navarros, según 'Gara'

Actualizado 10/07/2006 12:58:41 CET

MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno y la banda terrorista ETA alcanzaron en el mes de febrero pasado un acuerdo que contemplaría compromisos y garantías por ambas partes, entre ellas la de que el Ejecutivo no realizaría detenciones y respetaría las decisiones que adoptaran libremente los ciudadanos del País Vasco y Navarra, según publica hoy el diario 'Gara' en su edición impresa, citando a "fuentes conocedoras del proceso".

Según el rotativo, este acuerdo desembocó en el alto el fuego permanente anunciado por ETA el 22 de marzo pasado y, entre otras cosas, recogía, por parte del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, la "asunción de una serie de garantías para el adecuado desarrollo del proceso político", entre ellas la de que ni Policía, ni Guardia Civil ni Ertzaintza ni las policías francesas efectuarían detenciones. También se habría garantizado disminuir la presencia policial y la "desaparición de presiones policiales".

Sin embargo, el diario señala que desde el 22 de marzo se han producido "al menos 35" detenciones, "23 de ellas en régimen de incomunicación" y en las que han intervenido "todos los cuerpos policiales citados".

El Gobierno, según 'Gara', también se habría comprometido a respetar las decisiones que adopten libremente los ciudadanos de Euskadi y Navarra. En este punto concreto, el acuerdo especificaría que el Gobierno "entiende que los acuerdos para ello se alcanzarán entre los partidos políticos vascos, así como entre los agentes sociales, económicos y sindicales vascos" y precisaría que los citados acuerdos se refieren al futuro de los ciudadanos de las provincias de Alava, Vizcaya, Guipúzcoa y Navarra.

El Ejecutivo también habría aceptado "de facto" que las organizaciones de la izquierda abertzale puedan desarrollar la vida política en igualdad de condiciones al resto de fuerzas políticas y sociales, sin limitaciones de derechos civiles y políticos. Sin embargo, 'Gara' señala que desde el 22 de marzo ha habido un "goteo" de prohibiciones judiciales o policiales, a veces con el "aval" de la Fiscalía, a pesar de que señala como "paso significativo" la reunión pública entre el PSE y Batasuna.

Por su parte, la banda se habría comprometido, siempre según 'Gara', "a no realizar acciones contra personas ni bienes" y a no llevar a cabo "acciones de abastecimiento de armas ni explosivos a partir de la declaración de alto el fuego permanente".

Según el diario, el acuerdo de febrero "tuvo una gestación de ocho meses", ya que los "representantes de ambas partes comenzaron a negociar en junio de 2005".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies