Ibarretxe dice que se abre una nueva etapa en la que el futuro de Euskadi "queda en manos" de los vascos

Actualizado 30/06/2006 13:02:15 CET

El lehendakari no tiene "ninguna duda" de que Batasuna estará en la mesa de partidos y en las próximas elecciones

BILBAO, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, afirmó hoy que, con el anuncio de apertura del diálogo con ETA por parte del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se abre una nueva etapa en la que el futuro de Euskadi "queda en manos" de los vascos.

Además, señaló que no habrá ningún problema para que Batasuna esté en la mesa de partidos y en las próximas elecciones. En este sentido, afirmó que no tiene "ninguna duda" de que la formación abertzale concurrirá a los comicios municipales y forales, igual que ahora "tiene presencia en la política".

En una entrevista concedida a la Cadena SER, recogida por Europa Press, Ibarretxe manifestó que "no tienen ningún sentido" que, cuando se abre un diálogo con ETA, se piense que en el futuro "no se va a contar con Batasuna o con lo que vaya a ser y quiera configurarse ese mundo".

En este sentido, apuntó que, "por supuesto que Batasuna estará en el diálogo entre los partidos". "No tendría sentido que hubiera un diálogo abierto con ETA y, sin embargo, no contempláramos a Batasuna como un interlocutor más en el ámbito de la política. Sería un contrasentido enorme", destacó.

Ante la pregunta de si Batasuna estará en el foro sin dar ningún paso para propiciar su legalización, el lehendakari dijo que "es menos importante, en estos momentos, qué cosas son las que vayamos a tener que hacer entre todos para que se dé una plena capacidad desde un punto de vista jurídico y legal para que Batasuna esté".

"Pero yo soy político y lo que puedo decir es que políticamente Batasuna estará. Y no es que estará, es que Batasuna está, porque estamos hablando todos con todos. Yo estoy hablando con todos los partidos, también con Batasuna, luego, Batasuna está ya", insistió.

A su juicio, "lo que es posible políticamente, deberá serlo también desde un punto de vista legal y no sé qué pasos son los que habrán de darse, pero se darán". "Por lo tanto, no habrá ningún problema para que Batasuna esté en el diálogo, esté en las próximas elecciones y esté en el futuro haciendo política en función de la representación que le dé la sociedad vasca", aseveró.

Asimismo, indicó que "sería muy malo" que se hablara "de una nueva etapa, de un proceso de normalización política, y que una parte de la sociedad no pudiera votar al partido político o a los representantes políticos que quisiera". "Eso es una anomalía en democracia que hay que resolver", manifestó.

El máximo representante del Gobierno vasco indicó que desconoce "cómo procederá Batasuna en torno a los procesos de legalización o ilegalización". "De lo que yo no tengo ninguna duda es de que Batasuna tendrá presencia en las próximas elecciones, de hecho la tiene ya en la política. Qué pasos habrá que darse, desde un punto de vista jurídico, para solventar estas cuestiones, es un asunto que tiene, a los efectos del análisis político, menos importancia", reiteró.

ZAPATERO

Juan José Ibarretxe reconoció que ha hablado con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, tras el anuncio de ayer de inicio del diálogo con ETA, y admitió que, al margen de las diferencias políticas, su relación personal con él es "buena".

Para el lehendakari, la apertura de un proceso de diálogo con la banda es "una buena noticia" porque "traslada a una nueva etapa para la sociedad vasca y la española" en la que se debe hacer la paz "irreversible" y en la que la decisión del futuro de la sociedad vasca queda "en manos" de los que viven y trabajan en Euskadi. "Es abrir una nueva etapa en la historia del pueblo vasco y de la relación de Euskadi con España", señaló.

En su opinión, resulta "fundamental" que sean los partidos vascos los que abran un proceso de diálogo. "Es evidente que en el ámbito en el que se ubica por parte del presidente Zapatero, tenemos nuestras diferencias. El decía: 'vivimos juntos, decidimos juntos'. Y yo le respondí en el Congreso: 'tenemos que poder decidir vivir juntos'", recordó, en referencia a la jornada en la que se rechazó el Plan Ibarretxe en el Congreso de los Diputados.

A su juicio, "las diferencias en política se sustancian hablando y negociando". "Yo no quiero mirar atrás, sino hacia adelante. Creo que tenemos una oportunidad inmensa para alcanzar un acuerdo para convivir pacífica y normalizadamente entre Euskadi y España, y, además, estoy seguro que lo vamos a conseguir", indicó.

Juan José Ibarretxe consideró que ayer Zapatero "habló indistintamente de paz y de política". "Aquí hemos demostrado en los últimos tiempos que, a pesar de existir la violencia de ETA, se podía hablar de política. Faltaría más que ETA nos marcara la agenda o cuándo podemos hablar entre los partidos políticos o cuándo puede hablar el lehendakari con el presidente español", agregó.

PAZ Y NORMALIZACION

Además, señaló que va a ser muy importante en el futuro distinguir y diferenciar "el camino de la política" del proceso de paz y las conversaciones que se produzca entre el Gobierno socialista y ETA, "con todos los demás, también el Gobierno y el lehendakari comprometidos en ese camino".

En esta línea, subrayó que el proceso de normalización política "tiene que ser sustanciado entre los partidos vascos" mediante el logro de un acuerdo y la celebración de una consulta democrática, en la que los vascos digan "cómo quieren ser y vivir". "Yo veo con ilusión todo ese camino", añadió.

Tras señalar que lo importante no es poner fechas, emplazó a "blindar el proceso para tratar de garantizar que alcanzar acuerdos es el objetivo de todos nosotros y que, a partir de ahí, esos acuerdos deben ser ratificados por la sociedad".

"Mucho más importante que los plazos son los contenidos y las garantías que tenemos que dar a este proceso para que las cosas salgan bien. Queremos que esto salga bien, queremos conseguir la paz, por un lado y queremos conseguir acuerdos políticos que sean ratificados por la sociedad vasca. Y eso quiere decir que hay que pisar por donde pisa el buey, es decir, que hay que ir con calma, sin prisa, pero sin pausa", apuntó.

Ibarretxe recordó que, cuando dijo que el Gobierno vasco tomaría la iniciativa, si durante el próximo otoño no se pone en marcha la mesa de partidos, precisó que esto lo afirmó antes de la declaración de alto el fuego permanente.

"Hoy estamos en una situación diferente, hoy estamos con un alto el fuego permanente que ha sido verificado y, por eso, a partir de ayer por fin se pone en marcha el diálogo entre el Gobierno español y ETA", apuntó.

Por ello, consideró que es "tiempo" de que los partidos hablen discretamente entre ellos "para garantizar que, cuando se ponga en marcha la mesa de partidos, no sólo sea para tomarse un café con pastas, sino que se dé con garantías de alcanzar acuerdos". "Sería bueno que en el próximo otoño los partidos políticos pudiéramos emitir y trasladar una imagen a la sociedad de que estamos hablando, caminando y avanzando", afirmó.

El presidente del Gobierno vasco manifestó que "hoy mismo tenemos el diálogo abierto oficialmente ya entre el Gobierno español y ETA e intentos de sentar en el banquillo al lehendakari por hablar con Batasuna".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies