Imaz cree que el último comunicado de ETA es "pre-Anoeta" y juzga "inaceptable" que realice exigencias políticas

Actualizado 22/06/2006 14:44:00 CET

Afirma que la banda no puede poner condiciones y asegura que serán los partidos los que digan "si hace falta un Downing Street"

BILBAO, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del EBB del PNV, Josu Jon Imaz, consideró hoy que el último comunicado de ETA es "pre-Anoeta" porque no asume que sólo puede hablar de cuestiones como el abandono de la violencia y de política penitenciaria, y calificó de "inaceptable" que realice exigencias políticas.

En una entrevista concedida a Herri Irratia, recogida por Europa Press, Imaz recordó que la izquierda abertzale mantuvo en el Velódromo de Anoeta el discurso de que "debe separarse nítidamente lo que corresponde a ETA, que es el diálogo sobre el abandono de la violencia, la política penitenciaria y todo lo que corresponda a este tema, y los temas políticos que afecten al futuro de este país, que sólo tienen que llevarlos a cabo los partidos políticos vascos y los que representamos a la ciudadanía vasca".

"ETA no representa a nadie, los partidos políticos, cada uno en función de los que nos votan, del peso que tenemos, somos los que tenemos que llevar a cabo el diálogo político que, finalmente, tendrán que rubricar los ciudadanos vascos", añadió.

Por ello, calificó de "absolutamente inaceptable que ETA entre en valoraciones y exigencias políticas porque no representa a nadie, y no es quién para hablar del futuro político de este país".

DOWNING STREET

De esta forma, se refirió al hecho de que ETA haya reclamado al Gobierno central que se comprometa a no limitar la capacidad de decisión de los vascos. "Seremos los partidos políticos los que digamos si hace falta un Downing Street", subrayó.

Para el líder jeltzale, debe quedar claro que el fin de la violencia no puede estar condicionado a ningún proyecto político ni a ninguna exigencia política porque "supondría defender la bondad de la violencia para conseguir objetivos políticos".

Josu Jon Imaz consideró que, en los próximos días, el presidente el Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunciará el inicio del diálogo con ETA, y subrayó que a ese diálogo debe de ceñirse a ETA, mientras que los partidos vascos seguirán trabajando en las cuestiones políticas.

A su juicio, ETA siente "vértigo" a la hora de adoptar "las decisiones que tiene que tomar y dejar que Batasuna sea la única representante de la izquierda abertzale en el diálogo político".

En esta línea, dijo que es "preocupante" que ETA hablé de compromisos que el Ejecutivo tienen que cumplir y recordó Imaz lo ocurrido en el proceso de Lizarra, "cuando ETA sacó papeles deformados" de los partidos nacionalistas. Tras apuntar que este tipo de cuestiones "son delicadas" en un proceso de este tipo, abogó porque nadie entre en determinados "juegos que pueden tratar de debilitar al que está enfrente".

Sobre la última operación policial contra una presunta red de extorsión de ETA, el presidente del EBB manifestó que tiene "la sensación de que, en el caso de algunos de los detenidos, las acusaciones no tienen la consistencia que se les ha querido dar. Por último, indicó que la Justicia debe aplicarse, pero "debe de ser consciente del contexto social y político que se vive".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies