El juez Velasco procesa a un etarra que arrojó una mochila con un arma y cargadores en un vertedero

Actualizado 02/12/2011 16:02:19 CET

El magistrado relaciona a Aguirregabiria con la 'campaña de verano' de 2008 y dice que su comando tenía base en Portugal

MADRID, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha procesado este viernes al presunto miembro de ETA Arkaitz Aguirregabiria al que relaciona con distintas acciones llevadas a cabo por la banda terrorista ETA en el verano de 2008 a raiz del hallazgo, por parte de un vecino, de una mochila llena de armas en un vertedero de Torremolinos (Málaga).

El magistrado, que procesa a Aguirregabiria por la comisión de delitos de pertenencia, estragos, transporte y tenencia de artefactos explosivos y tenencia ilícita de armas, explica en su auto que el ciudadano encontró en el basurero una mochila con una pistola y cargadores y bolsas de basura con fiambreras, baterias y detonadores.

Esta persona recogió varios de los objetos que encontró, entre ellos la pistola, una funda y dos cargadores --donde se localizaron las huellas del ahora procesado-- y los entregó en dependencias de la policía local. Cuando se encontraba registrando las bolsas, pudo ver como unos individuos le observaban desde un coche.

Los agentes se desplazaron al basurero, pero la mochila había desaparecido, junto a otras bolsas con ropa y documentos de identidad. No obstante, lograron recoger en el vertedero un papel con anotaciones en euskera con croquis y dibujos de circuitos eléctricos destinados a la fabricación de explosivos, ropa "totalmente empapada en sudor" con el perfil genético de Aguirregabiria, además de un casco y unos guantes que llevaban sus huellas.

Estas pruebas conducen al magistrado a relacionar al procesado con la colocación de un artefacto bajo un puente entre los pueblos malagueños de Torremolinos y Benalmádena, próximo al Paseo Marítimo, muy concurrido en esas fechas. Vincula también al procesado con otros tres atentados con explosivos cometidos en la provincia de Málaga en agosto de ese año.

BASE EN PORTUGAL

Velasco asegura que el presunto etarra era, en 2008, miembro liberado de ETA y uno de los integrantes del comando desplazado a la Costa del Sol para llevar a cabo la 'campaña de verano' de ese año.

El magistrado indica que el talde tenía su base de operaciones en Portugal, conclusión que alcanza debido a que las huellas de Aguirregabiria también fueron localizadas en una furgoneta aprehendida en Salamanca y que había sido alquilada en el aeropuerto portugués de Faro. El vehículo contenía un artefacto montado en una fiambrera con una etiqueta con el anagrama de ETA que no había hecho explosión por defectos en la iniciación.

Destaca que la localidad portuguesa de donde partió el coche está situada "a una distancia relativamente próxima a la 'Costa del Sol'" y agrega que el conductor del coche era el 'miembro liberado' de la banda Oir Gómez Mielgo, cuyo DNI fue localizado en la vivienda empleada por miembros de ETA en Óbidos (Portugal).

"La utilización de territorio portugués como base de operaciones por parte de miembros de ETA no era novedad", dice Velasco, que recuerda que en 2007 se localizó en Ayamonte un coche alquilado en Portugal cargado con material y efectos empleados habitualmente por la banda.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies