Líder del comando 'Vizcaya' se declara "muy orgulloso" de su militancia y dice que el Estado "oprime" a su pueblo

 

Líder del comando 'Vizcaya' se declara "muy orgulloso" de su militancia y dice que el Estado "oprime" a su pueblo

Actualizado 04/12/2008 15:44:33 CET

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El último líder del 'comando Vizcaya' de ETA, Arkaitz Goikoetxea Besabe, se declaró hoy "muy orgulloso" de su militancia en la organización terrorista y se negó a declarar en el primer juicio que se sigue contra él en la Audiencia Nacional, al considerar que este tribunal "no tiene ningún tipo de legitimidad" porque, según apuntó, el Estado al que representa "oprime" a su pueblo.

Goikoetxea, que fue detenido en julio pasado por orden del juez Baltasar Garzón, se enfrenta a una pena de 31 años de cárcel por participar, el 5 de agosto de 2001 en Portugalete (Vizcaya), en un ataque con cócteles molotov en el que resultaron heridos dos agentes de la Ertzaintza.

Durante el juicio, que continuará mañana ante la Sección Segunda de la Sala de lo Penal, el procesado se negó a contestar las preguntas formuladas por el fiscal Juan Moral, que le imputa dos delitos de lesiones y otro de estragos con carácter terrorista.

Los dos agentes que sufrieron el ataque explicaron al tribunal que entre 15 y 20 jóvenes que portaban capuchas blancas y negras abordaron a gritos el coche-patrulla en el que viajaban, y les arrojaron artefactos pirotécnicos, piedras y objetos cilíndricos. "Volaban los cristales y había cócteles molotov por todos los lados", relató uno de ellos.

Los 'ertzainas', uno de los cuales llegó a disparar al aire cuando salía del vehículo, sufrieron quemaduras graves, se vieron obligados a recibir asistencia psicológica y tuvieron que permanecer de baja, respectivamente, durante 496 y 584 días. Además de la patrulla, el ataque calcinó otros cinco vehículos que se encontraban aparcados en la vía pública.

MUESTRAS DE ADN RECOGIDAS SIN AUTORIZACIÓN

La principal prueba que obra en la causa contra Goikoetxea es una capucha y varios guantes en los que se hallaron unas muestras de ADN que coinciden con las que otro miembro de la policía autónoma vasca, que también testificó ante el tribunal, recogió sin autorización judicial de una copa de la que éste había bebido.

Con estas mismas pruebas, la Audiencia Nacional condenó en diciembre de 2005 a otros cinco jóvenes acusados por estos mismos hechos: Zigor Blanco Santisteban, Egoitz Coto Echeandía, Víctor Franco Martínez, Sebasten Jon Gurtubay y Ander Arrinaga Montejo.

Tras su detención como miembro del 'comando Vizcaya', Goikoetxea fue imputado por una decena de delitos, entre ellos el asesinato del guardia civil Juan Manuel Piñuel y los intentos de secuestrar a un concejal socialista y de matar al juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies