López dice de que ETA no va a "marcar la agenda" y asegura que el "compromiso" del Gobierno es con los ciudadanos

 

López dice de que ETA no va a "marcar la agenda" y asegura que el "compromiso" del Gobierno es con los ciudadanos

Actualizado 22/06/2006 18:24:30 CET

Cree que el camino a la paz no debe "pararse" por "la estrategia" de PP ni "tiene por qué bloquearse" por los ataques registrados

BILBAO, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSE-EE, Patxi López, consideró hoy que ETA pretende, con su último comunicado, "tener protagonismo" y advirtió de que "no va a marcar la agenda ni el diálogo ni el escenario político". Asimismo, aseguró que el "compromiso" del Gobierno central es "con los ciudadanos" para intentar lograr "la paz y la libertad".

En una entrevista concedida a TVE, recogida por Europa Press, López indicó que el comunicado hecho público ayer por ETA, "como siempre", trata de "tener un protagonismo en la vida pública de este país" que, según aseguró, no está dispuesto a concederle. "En esto coincidimos absolutamente todos excepto el PP, para el que todo vale con tal de atacar al Gobierno socialista", apuntó.

En este sentido, recordó que la banda terrorista "no es un agente ni un interlocutor político". "Por lo tanto, ni puede ni va a marcar la agenda ni el diálogo ni el escenario político necesario en este país. Puede sacar todos los comunicados que quiera, que el diálogo político le corresponde a las formaciones políticas de Euskadi y no a ETA", añadió.

El líder de los socialistas vascos señaló que el camino hacia la paz va a ser "largo, duro y difícil", y tras reconocer que ETA "vuelve a poner en este comunicado todas sus reivindicaciones históricas", apuntó que "nadie puede interpretar que ETA va a tutelar el diálogo político para conseguir esas reivindicaciones".

"La paz no sólo no tiene precio político, sino que no se puede mezclar con objetivos políticos y en eso me gustaría, y así lo están haciendo a lo largo de esta mañana, que los partidos nacionalistas, con los que coinciden en algunos de esos objetivos, deslegitimaran a ETA como interlocutor válido y con el que conseguir objetivos políticos. Creo que lo hacen y que lo están haciendo", subrayó.

Asimismo, rechazó que el Ejecutivo de Zapatero y ETA hayan llegado a ciertos compromisos antes del alto el fuego, y precisó que "el compromiso de un Gobierno es siempre con los ciudadanos de sus país y el Gobierno socialista lo que está es comprometido en hacer todo lo posible para conseguir la paz y la libertad en Euskadi y en el conjunto de España".

"De ETA lo único que se ha dicho es que, después de que Zapatero vaya al Congreso de los Diputados, se establecerá un diálogo para lo único que se puede hablar con una banda terrorista, para hacer efectivo el final de la violencia y el abandono de las armas, porque la política, el diálogo político, corresponde exclusivamente a las formaciones políticas de este país y reitero una vez más: la paz no tiene precio político y en ese diálogo entre ETA y el Gobierno no habrá condicionantes ni condiciones políticas", aseveró.

ACTUACIONES JUDICIALES

Preguntado sobre si determinadas actuaciones judiciales pueden estar entorpeciendo la apertura de un proceso de diálogo y de fin del terrorismo, Patxi López dijo que "el Estado de Derecho no es quien entorpece el camino hacia la paz" y "no está en subasta". En este sentido, aseveró que el hecho de que no vuelva a haber violencia no es "un regalo de ETA", sino "la victoria de la democracia, del Estado de Derecho y de la ciudadanía".

Por ello, indicó que "el Estado de derecho se mantiene y actúa", aunque matizó que "puede acompañar los nuevos tiempos" y que, de esta manera, la justicia "también se puede aplicar a la luz de esta nueva situación".

En este contexto, se refirió a la operación realizada esta semana contra el aparato de extorsión de ETA, que considera "la demostración de que el Estado de derecho no está en tregua, funciona y es capaz de concluir unas investigaciones que empezaron hace dos años".

Por otro lado, aludió a los ataques registrados en los últimos días contra sedes del PSE recordando que "el camino a la paz es incompatible con cualquier expresión de violencia terrorista". No obstante, recordó que en los informes realizados por el Ministerio de Interior respecto a los primeros ataques indicaban que "no había voluntad expresa por parte de ninguna dirección de ETA o de la izquierda abertzale de que eso se produjera", por lo que "pueden ser casos aislados, que no asumimos de ninguna de las maneras, pero que no tienen por qué parar o bloquear un camino hacia la paz".

El líder del PSE destacó además que "se constata que, después del anuncio del alto el fuego permanente, no ha habido ninguna otra carta o situación de extorsión", lo que "confirma" que la verificación de "la voluntad de acabar con el terrorismo es firme".

"NO PARA EL CAMINO A LA PAZ"

Preguntado por la comparecencia de Rodríguez Zapatero en el Congreso tras esta verificación, López aseguró que "no se puede parar el camino hacia la paz" porque el PP esté "en otra estrategia particular" y, aunque indicó que "el tiempo empleado en convencer al PP me parece bien", dijo no ser "partidario de los tiempos muertos excesivos en estos procesos" porque "nunca suelen ser buenos".

En cualquier caso, se mostró convencido de que PP "acabará sumándose" a "un clamor de esperanza" de la sociedad, incluidos "la inmensa mayoría de sus propios votantes". Por tanto, confió en que, "si no es al principio, contaremos durante el camino con el PP".

López emplazó a que "nadie debería tener miedo" al debate político que se abrirá en Euskadi y reiteró que, "para ese escenario de diálogo político", pretende "hablar con todos los que representan a una parte de la sociedad vasca", incluida la izquierda abertzale "para decirles que, si quieren participar de ese diálogo político en el que todos somos necesarios, tienen que asumir los principios de la democracia" y "dar los pasos para ser una fuerza legal".

En este sentido, advirtió de que "la democracia nunca se va a desviar hacia ese mundo", sino que será la izquierda abertzale la que debe "dar los pasos para asumir los planteamientos democráticos que les permitan participar en el diálogo político".

En relación a la posibilidad de que se emprendan acciones judiciales contra los socialistas cuando se reúnan con los representantes de Batasuna, se mostró convencido de que el PSE no comete "ninguna ilegalidad, ninguna traición" ni, con ello, "legitima a nadie". Según indicó, "simplemente asumimos un principio básico", recogido en el Pacto de Ajuria Enea, de "ayudar a todos los que están en el entorno de la violencia para que den el paso a la política". "Será mucho mejor para todos", aseguró.

SINDICATOS

Finalmente, preguntado por el papel de los sindicatos en el proceso de paz, indicó que deberían "contribuir a que el camino fructifique y avance desde el sindicalismo", como, a su entender, hacen CC.OO. y UGT "a diferencia de algún otro sindicato que quiere interferir bastante más en política y, sobre todo, mezclar el camino de la paz con reivindicaciones particulares".

"No debe ser un camino en el que nadie quiera sacar réditos particulares, porque la paz es un objetivo, no un medio para conseguir otro tipo de objetivos", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies