ETA.- La madre de la menor asesinada en Santa Pola reclama al Gobierno el cumplimiento íntegro de las penas

Actualizado 18/05/2012 22:30:41 CET

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

Toñi Santiago, madre de la menor asesinada por ETA en el atentado contra la casa-cuartal de Santa Pola (Alicante) en agosto de 2002, ha reclamado al Gobierno de Mariano Rajoy el cumplimiento íntegro de las penas para los etarras y ha advertido que las víctimas del terrorismo estarán "muy alerta" y denunciarán cualquier beneficio penitenciario que se otorgue a los asesinos etarras.

En declaraciones a Europa Press, la madre de Silvia se ha mostrado satisfecha con el pronunciamiento de la Audiencia Nacional, que ha condenado a 843 años de cárcel a los etarras Andoni Otegi Eraso, 'Iosu', y Óscar Celarain Ortiz, 'Peio' por el atentado de Santa Pola, pero ha recordado que el asesinato de su hija "no se puede pagar con nada, ni con cárcel ni con dinero".

No obstante, ha alertado ante la posibilidad de que estos etarras puedan obtener beneficios penitenciarios con la actual política antiterrorista que está llevando a cabo el Gobierno de Mariano Rajoy, al que ha preguntado "cuántos" de esos 834 años de prisión "cumplirán los asesinos de su hija entre rejas".

"Si las víctimas pensábamos que con el cambio de Gobierno íbamos a estar mejor, nada más lejos de la realidad", ha advertido, al tiempo que ha alertado al Ejecutivo que estarán siempre "muy alerta" y denunciarán cualquier tipo de beneficio que se conceda a los etarras.

En este sentido, ha denunciado que el Ejecutivo del PP "ha asumido" política antiterrorista que del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. "Tras la negociación con los terroristas, todos esos puntos a los que se comprometió el Gobierno de Zapatero, los está pagando ahora el Gobierno de Rajoy", ha apostillado.

"No quiero que los asesinos de mi hija tengan beneficios penitenciarios, quiero que cumplan íntegramente las penas. Con que cumplieran 50 años sería suficiente", ha reiterado la madre de Silvia.

Finalmente, Salazar se ha mostrado "contenta" por el "alivio" y el "privilegio" que siente una madre al poder señalar a los asesinos de su hija "porque otras víctimas no saben quiénes son los asesinos de sus familiares" y ha lamentado que actualmente las víctimas de ETA se encuentren "solas".