Marlaska envía a prisión a Agirresarobe porque su ADN le incrimina en el asesinato de Pagaza

Actualizado 07/08/2010 1:58:46 CET

El juez pide una nueva prueba y detalla que la investigación se inició por su relación con otros etarras que jugaban en su equipo de rugby

MADRID, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha decretado esta noche el ingreso en prisión del presunto etarra Gurutz Agirresarobe Pagola por el asesinato del ex jefe de la Policía Municipal de Andoain (Guipúzcoa) Joseba Pagazaurtundua, al considerar que su autoría queda probada por las muestras de ADN que fueron recogidas en el bar Daytona de Andoain (Guipúzcoa), donde se cometió el crimen el 8 de febrero de 2003.

Así consta en un auto dictado por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 en el que se imputan indiciariamente a Agirresarobe los delitos de integración en organización terrorista, asesinato y tenencia ilícita de armas. Además, el juez ha decretado el ingreso en prisión eludible con una fianza de 30.000 euros para su ex novia, Aitziber Ezkerra, por un delito de integración en organización terrorista y asesinato terrorista en grado de cooperadora necesaria.

La resolución judicial, que no menciona en ningún momento que los dos detenidos pudieran estar relacionados con el asesinato en 2001 del presidente del PP de Aragón Manuel Giménez Abad, detalla que la investigación comenzó a partir de las relaciones que Agirresarobe tenía con otros presuntos miembros del complejo Donosti que jugaban en su equipo de rugby, entre los cuales se encontraban Beinat Aguinagalde --presunto asesino del ex concejal socialista de Mondragón Isaías Carrasco--, Ibai Beobide y Manex Castro.

ADN TOMADO EN UNA CONSUMICIÓN

Grande-Marlaska señala que los restos biológicos de Agirresarobe, que fueron extraídos del recipiente que utilizó en una consumición que tuvo lugar durante la investigación, coinciden con los que fueron hallados en una taza de café encontrada en el establecimiento en el que se produjo el asesinato.

Durante la comparecencia celebrada este viernes, el acusado se negó a someterse a una nueva prueba de ADN, aunque solicitó una botella de agua que ha sido precintada para que se le realice un nuevo examen que pueda probar su relación con los hechos investigados.

Además, el juez valora las manifestaciones realizadas por la otra detenida, que ha declarado que en los últimos meses de 2003, antes de su arresto en octubre, Agirresarobe "le dijo como había estado relacionado con ETA, y como había tenido problemas ya que la organización terrorista para continuar le exigía que se convirtiera en liberado, dejando de ser legal, a lo cual se negaba".

El instructor considera que esta declaración es "importante" como "elemento corroborador", al "reconocer ambos que al día de hoy mantienen una relación de amistad".

CAFÉ CON LECHE QUE NO PAGÓ

El auto relata como a las 9.30 horas del 8 de febrero de 2003 Agirresarobe se introdujo en el bar Daytona de Andoain, se sentó en un taburete y pidió un café con leche que no llegó a pagar. El etarra, que vestía prendas de invierno oscuras y tenía la cabeza cubierta por un gorro que le tapaba la frente, permaneció 30 minutos en el local y después se dirigió a la mesa que ocupaba Pagazaurtundua y disparó cuatro proyectiles que acabaron con su vida.

A Agirresarobe se le ha incautado 6.000 euros que habrían sido recaudados en una 'txozna' de apoyo a los presos etarras colocada en los últimas fiestas patronales de Hernani, la mitad de cuya suma se le hizo llegar a Ezkerra "al recogerla personalmente".

En relación con ésta, que tendrá que cumplimentar comparecencias judiciales quincenales cuando deposite la fianza que le permitirá recobrar la libertad, el magistrado considera que participó en el asesinato de Pagazaurtundua trasladando a Agirresarobe hasta el lugar del crimen y ayudándolo posteriormente a salir de Andoain.

Su vinculación con ETA queda probada, según el juez, porque su nombre apareció en los papeles incautados al ex dirigente etarra Ibon Fernández de Iradi, 'Susper', tras su detención en 2002. Además, habría colaborado con la organización trasladando desde el año 2000 al propio 'Susper' y a otros miembros de la banda como Xabier Macazaga, detenido el año siguiente.

Agirresarobe y Ezkerra, detenidos el pasado martes en Hernani (Guipúzcoa) como resultado de una operación antiterrorista llevada a cabo por la Ertzaintza, han declarado durante más de tres horas ante el magistrado, que ha adoptado su decisión a instancias del fiscal Luis Barroso.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies