Piden la prohibición de un acto por los derechos de los presos convocado el 17 de julio en Otxandio (Vizcaya)

Actualizado 13/07/2012 19:21:33 CET

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la asociación Dignidad y Justicia (DyJ), Daniel Portero, ha solicitado a la Audiencia Nacional que prohíba un acto por "los derechos de los presos" convocado para el próximo el 17 de julio en la localidad vizcaína de Otxandio, al entender que su celebración podría constituir un delito de enaltecimiento del terrorismo.

En un escrito registrado este viernes ante el juzgado de guardia de la Audiencia Nacional, Portero solicita que la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Ertzaintza remitan un informe sobre los hechos denunciados a fin de que el juez al que corresponda instruir estas diligencias impida la celebración del acto.

La denuncia recoge que el alcalde de Otxandio, Santiago Uribe, "no hace más que incitar al homenaje continuado a los presos de ETA de la localidad de Otxandio" en el saludo que dirige a los vecinos del municipio con motivo de las fiestas patronales, en las que se enmarca el acto denunciado.

"A CIENTOS DE KILÓMETROS CONTRA SU VOLUNTAD"

Uribe llama a "todas las instituciones que tengan algo que decir en el conflicto político que vive Euskal Herria" a comprometerse en el "escenario de ilusión" actual y manda "un abrazo a todos los vecinos y vecinas" que se encuentran "lejos del pueblo" y, en especial, a los que se encuentran "a cientos o miles de kilómetros contra su voluntad".

De igual modo, expresa su "solidaridad" con todos los que se ven "abocados a poner en riesgo sus vidas todos los fines de semana" para visitar a sus "familiares presos". "Os quiero manifestar que me tendréis a vuestro lado hasta que todos y todas vuelvan a Euskal Herria, cumpliendo así los derechos que les asisten", afirma.

Portero, que recuerda en su escrito la jurisprudencia del Supremo sobre el enaltecimiento del terrorismo, destaca que el regidor de Bildu muestra su "simpatía y cariño" hacia los presos de ETA, "tergiversando de nuevo el lenguaje" al hablar de un supuesto "conflicto político" que, a su juicio, es "absolutamente falso".