Portu y Sarasola se niegan a declarar por el atentado de la T-4 y a reconocerse en las imágenes de seguridad

Actualizado 22/01/2008 14:01:32 CET

El fiscal pide prisión para ambos por el asesinato de los dos ecuatorianos y dos delitos de estragos terroristas

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los presuntos miembros de ETA Igor Portu y Mattin Sarasola se negaron hoy a declarar ante el juez Santiago Pedraz sobre su supuesta participación en el atentado que se produjo el 30 de diciembre de 2006 en la Terminal-4 de Barajas, y rechazaron someterse a las pruebas que podían acreditar que el primero avisó de la explosión a los bomberos de Madrid y que el segundo abandonó las dependencias de aeropuerto tras colocar el artefacto, tal y como mostraban las imágenes de las cámaras de seguridad.

Tras comparecer ante el juez por un tiempo de 15 minutos cada uno, el fiscal Ignacio Gordillo pidió la prisión para ambos por el asesinato de los ecuatorianos Diego Armando Estacio y Carlos Alonso Palate, que fallecieron como consecuencia de la explosión, y dos delitos de estragos terroristas, informaron hoy fuentes del Ministerio Público.

Durante la declaración, Sarasola visionó una serie de fotogramas correspondientes a las cámaras de seguridad de aeropuerto en los que, según la Guardia Civil, se le podía reconocer abandonando las instalaciones de la T-4 portando una maleta y provisto de una peluca castaña, una gorra, una mascarilla y una muleta. Sin embargo, se negó a realizar ningún comentario.

Por su parte, Portu rechazó someterse a una prueba caligráfica y otra de voz que pudiera acreditarle como autor de la llamada al teléfono de los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid en la que los terroristas avisaron de la colocación de la furgoneta bomba. En el momento de ser detenido, éste llevaba en su cartera una nota donde figuraban dos números de teléfono, uno de ellos del citado servicio municipal.

Portu también reclamó la presencia de una intérprete de euskera para realizar su declaración, aunque finalmente se negó a realizar ningún tipo de declaración, al igual que su compañero de 'comando'.

¿FUE UNA ORDEN DE 'TXEROKI'?

Gordillo, que realizó un total de 48 preguntas, preguntó a Portu quién les ordenó la comisión del atentado y si ésta se produjo durante una reunión a la que asistieron el jefe militar de ETA, Garikoitz Aspiazu Rubina, 'Txeroki', y el supuesto líder del 'comando Elurra', José Antonio Aranibar. Asimismo, les interpeló por sus supuestos comañeros de 'talde' Mikel San Sebastián y Joseba Iturbide, actualmente en paradero desconocido.

En el interrogatorio a Sarasola, le pidió que explicara cómo accionó el artefacto que se encontraba en el interior de la furgoneta-bomba y si cambió de vestimenta después de cometer el atentado para facilitar su huída, tal y como declaró ante la Guardia Civil.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies