ETA.-PP dice al PNV que dar "por liquidado" el actual marco para lograr una disolución de ETA es "pagar precio político"

Actualizado 31/07/2006 19:33:03 CET

BILBAO, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PP vasco, Leopoldo Barreda, afirmó hoy que tratar de dar "por liquidado" el actual marco de convivencia por la posibilidad de que se produzca una posible disolución de ETA supone "pagar un precio político".

En declaraciones a Europa Press, se refirió, de esta manera, a las declaraciones del presidente del EBB del PNV, Josu Jon Imaz, quien manifestó hoy que, posiblemente, en un plazo de dos se va a definir el futuro de convivencia de los vascos y defendió un nuevo Estatuto para Euskadi.

Barreda indicó que los vascos, "muy mayoritariamente", definen su marco de convivencia en el seno de la Constitución y el Estatuto y que nadie ha hecho una propuesta de modificación de este marco "más integradora y de más alcance".

En este sentido, afirmó que la pretensión de dar "por liquidado" el actual marco de convivencia por la posibilidad de que se produzca una "eventual" disolución de ETA es "simplemente dar la razón a la organización terrorista y pagar un precio político".

"En el discurso del señor Imaz lo que tenemos es la pretensión de obtener ventaja política nacionalista sopretexto del fin del terrorismo o lo que es lo mismo, aprovechar esa coyuntura para dar una vuelta de tuerca nacionalista a la sociedad vasca", añadió.

Barreda afirmó que es la prueba del "agotamiento" del proyecto nacionalista y su "incapacidad" para hacer propuestas en las que "quepa la inmensa mayoría de la sociedad vasca".

El dirigente del PP vasco aseguró que esa mayoría de los ciudadanos no sienten la necesidad de "romper vínculos con el resto del España".

Barreda manifestó que la "dificultad" que tiene el nacionalismo vasco es que trata de avanzar en una dirección "que no es la que se marcaron los vascos cuando votaron en el año 79 el Estatuto" y que va contra "los intereses y la voluntad de la mayoría de la sociedad vasca". "Lo vimos con el Plan Ibarretxe y lo estamos viendo en todo el debate que, en torno a las famosas mesas", añadió.

Por ello, criticó que pretendan "liquidar" el actual marco que "fue votado" y que crean que la ciudadanía vasca "va a aceptar cualquier cosa.