PSE-EE condena los ataques a las casas del pueblo y dice a la izquierda abertzale que "pida cuentas" a ETA

Actualizado 22/01/2007 20:11:09 CET

Afirma que seguirán en su "empeño de conseguir la paz a pesar de los chantajes, amenazas y coacciones" al Partido Socialista

BILBAO, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El portavoz parlamentario del PSE-EE, José Antonio Pastor, desde la casa del pueblo del barrio bilbaíno de Santutxu en la que anoche varios desconocidos realizaron pintadas, aseguró hoy que, "si realmente hay que pedir cuentas a alguien, a quien tiene que pedir cuentas todo el mundo en la izquierda aberzale no es a la democracia, ni al Gobierno, ni al Partido Socialista, a quien tienen que dirigir su mirada es a ETA, que es la puso la bomba y frustró las esperanzas de paz de este pueblo".

Varios desconocidos entraron sobre las nueve de la noche de ayer en esta sede socialista de Santutxu, cuando estaba abierta al público, y, en su ventana de entrada, así como en el interior, realizaron pintadas con los lemas 'Sententxien Gainetik ta SEGI aurrera' (Por encima de las sentencias y adelante SEGI). Además, colocaron las siglas del partido, PSOE, dentro de una diana.

El pasado viernes, el Tribunal Supremo declaró terroristas a las organizaciones juveniles, Jarrai, Haika y Segi y ordenó la detención de 23 miembros, cuatro de los cuales ya han sido arrestados. Tras esta decisión judicial, la 'kale borroka' volvió a causar disturbios en el País Vasco y Navarra, donde fueron atacadas otras sedes socialistas y varias sucursales bancarias durante el fin de semana.

Pastor, "desde la firmeza", realizó también "un llamamiento a toda la ciudadanía vasca, para que "rechace activamente este tipo de actuaciones, de chantajes y coacciones a los que nos viene sometiendo en los últimos días la izquierda abertzale".

En este sentido, aseguró que "todo ese mundo" vive fuera de la realidad y actuando contra la ciudadanía de Euskadi, contra el propio pueblo vasco. "No están en este mundo, no saben lo que piensa la ciudadanía, viven en una realidad absolutamente fantasma y lo que están haciendo es arruinar las posibilidades de paz de la sociedad vasca", añadió.

Asimismo, el portavoz parlamentario del PSE-EE advirtió de que "a pesar de los chantajes, de las coacciones, de las amenazas al Partido Socialista", esta formación no va a cejar en su "empeño en conseguir la paz", ni tampoco va a modificar "ni una sola" de sus líneas políticas y sus estrategias.

"Cuantas casas del pueblo pretendan amenazarnos, tantas casas del pueblo volveremos a poner en marcha inmediatamente, porque son espacios de libertad y porque queremos dar un ejemplo de coraje cívico a la ciudadanía, como hemos hecho siempre los socialistas vascos", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies