El Supremo revisa el 2 de diciembre la absolución de un radical que gritó "Gora ETA" en el funeral de su padre

Actualizado 25/11/2009 19:09:26 CET

En una segunda vista se ven los recursos por la sentencia contra dos jóvenes de la "kale borroka" que tardó año y medio en dictarse

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo revisará el próximo 2 de diciembre la sentencia dictada el pasado mes de mayo por la Audiencia Nacional que absolvió a Ion Urretavizcaya de un delito de enaltecimiento del terrorismo porque, a pesar de considerar probado que gritó tres veces 'Gora ETA' en el funeral de su padre, estas exclamaciones "no se desencadenaron para escarnio de los presentes y de toda la colectividad".

Los hechos, por los que el fiscal solicitaba una pena de dos años de cárcel y siete de inhabilitación, se produjeron el 28 de junio de 2007 en la Basílica de la Purísima Concepción de la localidad vizcaína de Elorrio, cuando unas 200 personas jalearon al preso en el momento en que era introducido por la Ertzaintza en un coche-patrulla.

La Sección Tercera de la Sala de lo Penal, presidida por el juez Alfonso Guevara, consideró probado que, al término del funeral el acusado "recibió efusiones de paisanos" y se dirigió a los congregados "alzando los brazos al grito de 'Gora ETA', que repitió tres veces instantáneamente".

Sin embargo, los magistrados descartaron que estos hechos constituyeran un delito de enaltecimiento del terrorismo porque no conllevan el "dolo tendencial" que exige el Código Penal, al no constituir "un homenaje público organizado honrando la memoria de un dirigente de grupo armado".

MÁS DE UN AÑO PARA RESOLVER.

También el próximo día 2, el Tribunal Supremo celebrará una vista para revisar la absolución de Mikel Jiménez y Luis Goñi de un delito de daños terroristas por cruzar unos contenedores en una calle de Barañain (Navarra) en 2007 y apedrear un vehículo, al entender que el conductor y los acusados mantenían "algún tipo de enemistad" anterior a estos hechos.

Se da la circunstancia de que el juicio se había celebrado el 19 de diciembre de 2007 y la sentencia se notificó en junio de 2009, hechos por los que el ponente de la resolución, el presidente de la Sección Segunda de lo Penal Fernando García Nicolás, ha sido expedientado por el Consejo General del Poder Judicial.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies