ETA.- Los terroristas activaron la bomba de Durango con un temporizador programado para estallar en 45 segundos

Actualizado 31/08/2007 16:12:39 CET

El etarra que aparcó la furgoneta regresó instantes después, volvió a entrar en la misma y huyó en un segundo coche con otro terrorista

MADRID, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

El comando de ETA que hizo estallar un coche-bomba a la espalda de la casa cuartel de la Guardia Civil en Durango (Vizcaya) utilizó un temporizador que programó para que estallara en 45 segundos, informaron fuentes de la lucha antiterrorista. El etarra que lo activó, huyó en un segundo coche, en el que le esperaba otro miembro del comando, precisaron las mismas fuentes.

Fuentes de la investigación relataron a Europa Press cómo el comando cometió "algún error" que les obligó a regresar hasta el lugar donde habían aparcado la furgoneta-bomba, manipular de nuevo el artefacto y huir definitivamente instantes antes de la explosión. Los investigadores deducen que ese error u olvido podría estar relacionado con la activación del temporizador que activó finalmente el explosivo.

El individuo que había aparcado marcha atrás la C-15 a la espalda de las instalaciones del Instituto Armado alrededor de las 3:30 horas, se bajó del vehículo dirigiéndose al Seat Ibiza en el que le esperaba otro terrorista, abandonando ambos el lugar. Sin embargo, a los pocos segundos dieron un volantazo, regresaron al lugar y el mismo individuo, con una gorra calada y bajo la fuerte lluvia que caía en ese instante, se introdujo de nuevo en el coche, manipuló el artefacto --probablemente el temporizador-- y y se dirigió otra vez, apresuradamente, al segundo coche, el Seat Ibiza alquilado en mayo en Portugal y al que no se le habían doblado las placas de matrícuula.

En cuanto a este segundo coche, la Guardia Civil sopesa que fuese conducido al País Vasco inmediatamente después de recogerlo en Oporto --el pago por adelantado se realizó con documentación falsa en Quarteira, en El Algarve--, y escondido hasta su utilización en el atentado, ya que al no haberle doblado las matrículas hubiese sido arriesgado para los terroristas circular con él tras haber sido denunciado su robo. Asimismo, los investigadores también tratan de averiguar cómo abandonaron la campa de Amorebieta los terroristas, si a pie hacia la localidad vizcaína o en un tercer coche, ya que a esa hora no hay transporte público.

ESTRUCTURA "INTACTA"

Los investigadores están convencidos de que la acción terrorista es obra de miembros 'liberados' de ETA, con infraestructura de sobra en Vizcaya y la colaboración de varios 'laguntzailes'. En este sentido recordaron que la estructura de la banda terrorista en la provincia vasca está "casi intacta", a pesar de las detenciones de principios de este año. El 23 de diciembre de 2006, la Ertzaintza localizó casualmente un 'zulo' de ETA en Amorebieta --localidad donde los etarras calcinaron el Seat Ibiza ayer-- provocando la huida de parte del comando asentado por aquel entonces en esa provincia.

El 9 de enero fueron detenidos en el sur de Francia Asier Larrinaga y Garikoitz Etxeberria, ambos huidos desde el hallazgo de Amorebieta y la posterior localización de una bomba lista para utilizar en el coche de un familiar del primero, aparcado en la también localidad vizcaína de Atxondo.

Un tercer miembro de aquella estructura, Aritz Arginzoniz, fue arrestado en Santander cuando preparaba un atentado en esa ciudad, mientras que Ekaitz Aguirre, con responsabilidad en aquel comando Vizcaya, fue uno de los tres arrestados en la operación de la Guardia Civil que permitió evitar un atentado de envergadura durante el último Debate sobre el Estado de la Nación.

Por último, las Fuerzas de Seguridad aún buscan a la que se considera presuntamente líder de aquella estructura, Saioa Sánchez, una de las mujeres que aparece en los carteles que cuelgan por toda España con las fotos de los terroristas que podrían encontrarse repartidos por España con la intención de cometer atentados.

Sin embargo, las fuentes consultadas destacaron que estas detenciones no han afectado a la estructura del 'comando Vizcaya' que ya recababa información y explosivos durante el periodo de alto el fuego, por lo que consideran "intacta" gran parte de la estructura de ETA en esa provincia, tanto logística (pisos, garajes, zulos), como de personas, ya sean colaboradores o liberados. Asimismo, no tienen duda de que los autores del atentado contra la casa-cuartel de Durango intentarán atentar en la provincia en cuanto les sea posible.