ETA trató de acabar con la vía política e imponerse sobre Batasuna en su último intento de tomar las riendas en 2010

Actualizado 03/07/2012 20:10:05 CET

SAN LORENZO DE EL ESCORIAL (MADRID), 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El teniente coronel de la Guardia Civil Valentín Díaz ha desvelado este martes que la banda terrorista ETA trató de "desestabilizar" la vía política e imponerse sobre los sucesores de Batasuna en su último intento por "tomar las riendas" llevado a cabo en 2010. Por ello, ha advertido de que las Fuerzas de Seguridad deben mantenerse vigilantes "no sólo contra ETA sino contra Batasuna".

El mando del Instituto Armado ha participado, acompañado del comisario de Información, P. Cornejo y el fiscal de la Audiencia Nacional Vicente González Mota, en el seminario 'Justicia y Fuerzas de Seguridad frente a la impunidad' organizado en los Cursos de Verano de la Universidad Complutense en San Lorenzo de El Escorial (Madrid).

Según ha desvelado, los explosivos que fueron intervenidos por la Guardia Civil en Bermillo de Sayago en 2010 iban destinados a realizar dos atentados con los que el objetivo de la banda terrorista era "desestabilizar" la vía política e imponerse sobre la izquierda abertzale.

Según ha explicado el mando de la Guardia Civil, este fue el último intento que hizo ETA en tomar las riendas. Para ello, pretendía atentar contra las Torres Kio de Madrid y matar con un rifle al lehendakari.

"Para ser democrático tienes que demostrarlo", ha advertido el teniente coronel Díaz, para exponer que no ha existido la ruptura entre el mundo de Batasuna y el de la organización terrorista y que ahora mismo es la rama política la que "manda" en el "tándem Batasuna-ETA". "Quien lleva la vanguardia es Batasuna", ha concluido.