El eurodiputado de UPyD crítico con Rosa Díez organiza una nueva corriente interna para pedir más democracia

 

El eurodiputado de UPyD crítico con Rosa Díez organiza una nueva corriente interna para pedir más democracia

Enrique Calvet junto a Juan Rubio
EUROPA PRESS
Publicado 01/03/2015 11:46:43CET

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El eurodiputado de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) Enrique Calvet, crítico con Rosa Díez y la dirección de la formación, ha creado una nueva corriente interna con la que quiere pedir más democracia en el seno del partido y volver a sus valores fundacionales.

El próximo lunes presentará en Madrid esta corriente de opinión de UPyD bajo el título 'La Ciudadanía primero' junto a otros militantes de la formación 'magenta', como Aurora Sotos, exresponsable de Estudios y Programa del Consejo Territorial de UPyD en Madrid; José Luis Vázquez e Ignacio Moneo.

Calvet ya ha captado protagonismo durante los últimos meses por sus críticas al actual equipo de dirección de UPyD, que considera que está llevando el partido "a la catástrofe" y no está haciendo un análisis riguroso de su situación electoral.

Ha mostrado públicamente esta posición desde que tomó posesión de su escaño a finales del pasado año en sustitución de Francisco Sosa Wagner, que abandonó la formación después un enfrentamiento con la dirección por su defensa de un pacto con Ciudadanos y acusándola de "métodos autoritarios", que acabó con su relevo como portavoz en la Eurocámara y su posterior renuncia al escaño.

Durante estos meses en el Parlamento Europeo, Calvet ha caminado de la mano de Fernando Maura, también crítico con la dirección de UPyD. Por ejemplo, ambos han participado en actos junto a miembros de Ciudadanos o han criticado la decisión de la nueva portavoz, Maite Pagazaurtundua, de devolver dietas no gastadas recibidas del Parlamento Europeo.

DECÁLOGO DE COMPORTAMIENTO

Con esta nueva corriente, Calvet quiere impulsar un movimiento dentro de UPyD que reivindique una vuelta a sus valores fundaciones. En diversas ocasiones ha explicado que no se plantea abandonar el partido porque considera que su proyecto sigue siendo necesario, aunque no comparta su actual deriva.

A su juicio, la formación peca de "demasiado personalismo" y debe dar paso a una mayor proximidad con los ciudadanos y mejor democracia interna. Para ello, presentará un decálogo de comportamiento de sus dirigentes y cargos electos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies