Excargos del Govern Pujol Pujol evitan la cárcel al confesar y devolver dinero a Adigsa

 

Excargos del Govern Pujol Pujol evitan la cárcel al confesar y devolver dinero a Adigsa

Juicio del caso Adigsa
EUROPA PRESS
Publicado 16/05/2017 14:13:10CET

Un empresario que no suscribe el pacto con Fiscalía asegura que alertó a Mas del fraude

BARCELONA, 16 May. (EUROPA PRESS) -

Cuatro cargos del Govern de Jordi Pujol se librarán de entrar en prisión tras un pacto con la Fiscalía con el que admiten que hincharon más de un 15% el coste de las obras de un plan de viviendas para jóvenes promovidos por la empresa pública Adigsa, por el que deberán devolver a la Generalitat más de 120.000 euros.

Con el acuerdo de conformidad suscrito este martes en juicio, se imponen penas inferiores a dos años por cada uno de los delitos cometidos por el que era consejero delegado de Adigsa, Josep Antoni Fondevila; el falso técnico José María Penín; el jefe del área técnica de Adigsa Jordi Huguet, y el encargado de esta empresa pública Xavier Sala, con lo que no entrarán en la cárcel.

Los empresarios Jordi Honrubia y Ángel Egido también han suscrito el pacto, pero no el constructor José Antonio Salguero, que en su declaración como acusado ha dicho que cree que las comisiones que pagaban "iban para CiU", aunque la investigación no ha podido acreditarlo.

Los seis han reconocido los delitos de malversación de fondos públicos, prevaricación y falsedad documental, por los que deberán afrontar penas de multa de diferente cuantía, además de devolver conjuntamente 120.000 euros, que es la cantidad que cifró una auditoría al calcular un sobrecoste medio del 15,51% en las obras.

De los 120.000 euros, los acusados que han aceptado el pacto ya han devuelto 60.000 y se han comprometido a devolver el resto; además, Penín y Fontdevila deberán devolver a mayores otros 28.000 euros, que el primero cobró por trabajos que no hizo.

Estos cargos de Adigsa --empresa de la Generalitat en materia de vivienda-- hicieron a dedo las adjudicaciones de las obras en pisos que estaban destinadas al alquiler dentro de un 'Pla Jove' de 2003, que tenía como objetivo facilitar el acceso a la vivienda a este sector de la población.

Pero, según la acusación de la Fiscalía, la rehabilitación de un total de 34 viviendas se hizo a dedo, se encargaban de forma informal y a medida, sin que importasen si se hacían bien o no, y se le añadía un sobrecoste de más de un 15%.

EL 3% QUE CITÓ MARAGALL

Salguero, al no suscribir el pacto, ha declarado como acusado y ha sostenido en juicio que decidió acudir a la Fiscalía y denunciar los hechos cuando el entonces presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, espetó en 2005 al entonces líder de la oposición, Artur Mas, que CDC tenía "un problema" que era el 3%.

También ha dicho en juicio que confesó a la Fiscalía que el porcentaje no era del 3% sino del 20%, y ha asegurado este martes que alertó por correo electrónico a Mas del fraude y también al hoy exconseller Felip Puig, pero que una jefa de prensa le remitió al presidente del consejo de administración de Adigsa, Ferran Falcó, que estuvo investigado en el caso pero su causa se archivó finalmente.

Según Salguero, Penín le dijo que las comisiones que se pagaban "iban para arriba", con lo que él entendió que eso significaba que acababan en el partido, que entonces encabezaba Pujol.

La Fiscalía reclamaba en un principio diez años de cárcel para Fontdevila; nueve y medio para Sala; y penas de entre año y medio y cinco para el resto de acusados, que ahora evitarán entrar en prisión, con excepción de Salguero, que deberá someterse al juicio que continuará este miércoles.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies