Los exconsellers esperan dentro de la Audiencia Nacional la decisión de la juez una vez terminada la 'vistilla'

Publicado 02/11/2017 14:18:35CET

La Fiscalía ha pedido prisión incondicional para todos ellos excepto para Santi Vila a quien le impone una fianza de 50.000 euros

MADRID, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los nueve exconsellers que han prestado declaración en la Audiencia Nacional por su implicación en la votación de declaración de independencia el pasado viernes en el Parlamento catalán aguardan junto con sus abogados en el interior de las dependencias judiciales a la espera de que la juez del caso, Carmen Lamela, les comunique su decisión sobre la adopción de medidas cautelares, informan fuentes jurídicas.

Tras el interrogatorio ha tenido lugar una vistilla que se ha prolongado hasta las 14.00 horas y en la que la Fiscalía ha pedido prisión incondicional para todos ellos excepto para el exresponsable de Empresa de la Generalitat Santi Vila a quien le impone prisión eludible bajo el pago de fianza de 50.000 euros .

Lamela había citado a los catorce miembros del Govern cesado para este jueves y viernes tras admitir a trámite la querella interpuesta por la Fiscalía si bien cinco de ellos --incluido el expresidente Carles Puigdemont-- no han acudido a las dependencias judiciales, como ya anunciaron ayer desde Bruselas.

Los que sí lo han hecho se han limitado a responder a las preguntas de su abogado, a excepción del exconseller Vila que también ha respondido a la Fiscalía, según informan fuentes presentes en las declaraciones. Este último ha matizado ante la magistrada que estuvo al lado de Puigdemont en todo momento y que abogó por el diálogo hasta el final. Hace siete días presentó su dimisión ante la negativa de Puigdemont a convocar elecciones.

DECLARACIÓN DE LOS EXCONSELLERS

Las representaciones procesales de los otros exconsellers les han preguntado acerca de si hubo violencia en su actuación o les consta que haya existido durante la defensa del denominado 'procès' independentista. Estas preguntas pretenderían demostrar que no cometieron delito de rebelión, penado con hasta 30 años de cárcel.

El interrogatorio ha arrancado cerca de las 10.00 de la mañana con Jordi Turull (Presidencia); tras él han comparecido, Josep Rull (Territorio), Meritxell Borràs (Gobernación), Joaquim Forn (Interior), Santi Vila (Presidencia), el exvicepresidente Oriol Junqueras, Raúl Romeva (Asuntos Internacionales), Carles Mundó (Justicia) y Dolors Bassa (Trabajo).