El exdirector de la Fundación Ideas, cesado por el caso Amy Martin, prefiere seguir en el FMI a ser diputado

Carlos Mulas, exdirector de Fundación Ideas
CARLOS MULAS
Actualizado 05/07/2015 17:29:45 CET

Dice que su entrada en el Congreso habría "resucitado un episodio lamentable y sobredimensionado que quedó plenamente superado"

MADRID, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

El exdirector de la extinta Fundación Ideas Carlos Mulas, que fue cesado hace año y medio tras el escándalo de 'Amy Martín' --el pseudónimo que utilizaba su exmujer, Irene Zoe Alameda, para firmar los artículos que vendía a la fundación socialista--, ha comunicado este viernes que renuncia a tomar posesión del escaño en el Congreso que le correspondía tras la marcha de Alfredo Pérez Rubalcaba porque que prefiere seguir con su trabajo en el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Mulas, que concurrió en el puesto número 13 de la lista del PSOE por Madrid en las elecciones generales de 2011, ha hecho pública su decisión a través de una carta abierta publicada en su página web. Tras su renuncia, el escaño corresponde ahora a María Virtudes Cediel, que ya fue diputada en la anterior legislatura.

El exdirector de la fundación socialista, que se dio de baja en el partido tras su cese, ha confesado que no ha sido "una decisión fácil, pero sí meditada". "He valorado mis preferencias personales así como las implicaciones políticas que tendría mi opción final", señala en su texto, recogido por Europa Press.

HABRÍA ACABADO EN EL GRUPO MIXTO

La dirección socialista confiaba en que Mulas no recogiera su acta en el Palacio de la Carrera de San Jerónimo y, en cualquier caso, tenía decidido que si tomaba posesión del escaño, acabaría en el Grupo Mixto.

Mulas detalla que finalmente ha optado por continuar con su "compromiso profesional vigente" con el Fondo Monetario Internacional (FMI), en coherencia con "la reorientación profesional" que inició hace tiempo, y que "llevaba implícita una desvinculación progresiva de la actividad política" para centrarse en su carrera como profesor universitario y economista asesor en organismos internacionales.

También indica que "antiguos colaboradores y amigos" le han animado a convertirse en diputado para poder defender en el Congreso las ideas por las que "tanto" trabajó durante años. "Ciertamente, tomar posesión del escaño habría sido un honor y la culminación de una aspiración política", admite, para confesar, a renglón seguido, que también habría contribuido a resucitar "un episodio lamentable y sobredimensionado que quedó plenamente superado".

PONE EN VALOR LA ACTIVIDAD POLÍTICA

"Quizá mi presencia en el Parlamento habría servido para dar visibilidad al trabajo de tantas personas valiosas que formaron parte del proyecto de la Fundación Ideas que co-fundé y dirigí; una institución que en solo tres años se colocó entre los diez mejores 'think tanks' políticos del mundo y que alimentó una buena parte de la renovación ideológica en marcha en el PSOE", añade Mulas.

Además, aprovecha su carta abierta para "agradecer públicamente el esfuerzo" de quienes trabajaron con él y para poner en valor la entrega diaria de todos los que se dedican a la política, "en cualquiera de sus formas". Por último, garantiza que, aunque a partir de ahora, su posición en el espacio público "será diferente", continuará "trabajando junto a aquellos que realizan un esfuerzo colectivo constante para consolidar la recuperación económica en marcha y avanzar hacia un futuro mejor".