El exdirector de Trabajo de Andalucía vuelve a declarar ante la Guardia Civil por el caso de los ERE

Actualizado 22/02/2012 0:47:48 CET

SEVILLA, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

Francisco Javier Guerrero Benítez, director general de Trabajo y Seguridad Social de la Junta de Andalucía entre 1999 y 2008, ha prestado declaración este martes por espacio de cuatro horas y media en el cuartel de la Guardia Civil de la avenida de Eritaña, en Sevilla, en el marco de la investigación promovida por la juez Mercedes Alaya a cuenta de la presunta trama de prejubilaciones fraudulentas financiadas con cargo a la partida presupuestaria 31L de los fondos autonómicos.

Se trata de la segunda ocasión en la que Guerrero comparece ante los agentes de la Guardia Civil que, por orden de la juez Alaya, investigan este asunto. Francisco Javier Guerrero ha accedido al cuartel de la Guardia Civil en torno a las 18.30 horas acompañado de su abogado, Fernando de Pablo, y ha comentado a los periodistas que venía "a decir la verdad, como siempre". Tras ello, ha estado cuatro horas y media contestando a las preguntas formuladas por agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil desplazados desde Madrid.

A la salida de su declaración, Guerrero no ha comentado ningún detalle de su comparecencia a los medios de comunicación que le esperaban a las puertas del cuartel, mientras que su letrado, cuestionado por el contenido de la declaración de su patrocinado, se ha limitado a decir que le han preguntado sobre "lo mismo".

No obstante, todo apunta a que podría haber sido interrogado acerca de la parte del caso referente a la declaración del exchófer, quien confesó que parte de los 900.000 euros que recibió en subvenciones otorgadas por la Junta los destinó a comprar cocaína "para su jefe y para él".

Este letrado ha solicitado a la juez Alaya un aplazamiento de la comparecencia que ella misma había fijado para el 23 de febrero, al objeto de que Guerrero declarase por primera vez en sede judicial. Y es que el abogado defensor de Guerrero quiere estudiar "detenidamente" toda la información contenida en los cerca de 2.600 folios de los que se componen los nuevos siete tomos de diligencias trasladados a las partes personadas en esta causa.

Al hilo de ello, el letrado del exdirector general de Trabajo y Seguridad Social ha precisado a Europa Press que no fue hasta mismo lunes cuando recibió toda esta documentación, lo que ha motivado que pida al Juzgado un aplazamiento de la declaración prevista para este jueves al objeto de estudiarla, ya que, según ha aseverado, "el objetivo es que Guerrero declare".

Asimismo, y aunque por el momento la juez Mercedes Alaya no ha respondido a la petición formulada por el letrado de Francisco Javier Guerrero, todo indica que podría aplazar la declaración de este jueves y citar de nuevo al imputado la próxima semana, posiblemente el jueves.

En un auto, la juez precisó que la declaración "se circunscribirá al contenido de los atestados recibidos y de las declaraciones judiciales tomadas hasta la fecha, sin perjuicio de que pueda ampliarse con las diligencias previas de los juzgados de Andújar", dentro de las cuales el exchófer de Guerrero confesó que parte de los 900.000 euros que recibió en subvenciones otorgadas por la Junta los destinó a comprar cocaína "para su jefe y para él".

En este sentido, la juez notificó recientemente un auto a las partes en el que asumía la investigación en torno a la compra de cocaína con dinero público, una cuestión ésta sobre la que podrá interrogar a Guerrero, quien, el pasado mes de enero, declaró durante seis horas ante la Guardia Civil y señaló que, tras su salida de la Consejería de Empleo, "tiene conocimiento" de que "se han destruido" documentos a raíz de que surgió el "escándalo" de los ERE de Mercasevilla.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies