Expertos antiterroristas creen que los últimos actos de kale borroka son obra de un grupo ubicado en la Margen Izquierda

 

Expertos antiterroristas creen que los últimos actos de kale borroka son obra de un grupo ubicado en la Margen Izquierda

Actualizado 03/07/2015 22:56:40 CET

ETA cargó el sábado contra el uso "malicioso de las reivindicaciones históricas para dañar la estrategia y dividir el movimiento"

MADRID, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

El incendio que el pasado sábado calcinó tres autobuses en las cocheras de Bizkaibus en Baracaldo (Vizcaya) podría ser obra de un grupo crítico dentro de la izquierda abertzale ubicado en una localidad concreta de la margen izquierda vizcaína, según las sospechas de los expertos en la lucha antiterrorista consultados por Europa Press.

Las citadas fuentes creen además que se trata de un grupo aislado y de escasa entidad que ya ha realizado otras acciones en el pasado. Advierten, por ejemplo, que el 'modus operandi' empleado en esta última acción con motivo del 'Gudari Eguna' (día del soldado vasco) es el mismo que el empleado el pasado agosto en Loiu (Vizcaya), donde fueron quemados otros cinco autobuses.

Baracaldo apenas se encuentra a unos 20 minutos en coche de Loui, un municipio pequeño, una localidad dormitorio, por lo que los investigadores no creen que aquel ataque fuese obra de vecinos de ese lugar. Sospechan que los autores de aquella acción se desplazaron a propósito para realizar el ataque, que guarda similitudes con el de este sábado.

Los expertos consultados han advertido que en ambos casos accedieron a recintos restringidos burlando las cámaras de seguridad y que la forma de quemar los vehículos también fue la misma. A eso hay que unirle las octavillas reivindicativas dejadas en el lugar y la reclamación del acto como un grupo anónimo, lo mismo que el pasado agosto cuando exigieron la liberación de los presos de ETA enfermos y advirtieron de que no se iban a quedar "mirando al cielo".

En el comunicado posterior a su acción en Baracaldo, este grupo anónimo también hace mención a los huidos de ETA y a los presos enfermos. En este sentido, el grupo subraya especialmente la situación de los reclusos Ibon Iparragire, Ibon Fernández Iradi, 'Susper' y Aitzol Gogorza. A los tres les han negado la excarcelación recientemente los tribunales de España y Francia.

SIN ENTIDAD DE MOMENTO PARA UNA ESCISIÓN

Las fuentes consultadas creen que este grupo no tiene la entidad suficiente como para hablar de una escisión en el mundo de ETA, aunque matizan que al menos de momento. No obvian la existencia de corrientes críticas y alternativas en el entorno abertzale como Ibil sobre el que la Fiscalía advirtió en su Memoria de 2013 que había incrementado en los últimos meses las labores de formación y captación de nuevos miembros. Por su parte, el Gobierno admitió que esta corriente también estaba integrada por ex presos de ETA.

Tanto la izquierda abertzale, como los propios familiares de los presos han censurado estos actos de violencia y ha recordado que se encuentran fuera de la estrategia. Incluso la propia ETA en su último comunicado publicado horas antes de la quema de autobuses en Baracaldo cargó contra quienes utilizan sus símbolos, según dice, de forma maliciosa.

"Quienes utilizan maliciosamente la memoria de los 'gudaris' y los símbolos y las reivindicaciones históricas de la izquierda abertzale para dañar la actual estrategia y dividir el movimiento de liberación, no cuentan con el apoyo de ETA. Es más, ETA considera esas actuaciones muy perjudiciales", concluye.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies