Exteriores repatría a 12 cooperantes españoles de los campamentos saharauis por indicios de amenaza terrorista

Actualizado 28/07/2012 20:09:53 CET
José Manuel García Margallo
Foto: CONGRESO

   MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

   Los doce cooperantes españoles han aterrizado en el aeródromo de la base militar de Torrejón de Ardoz procedentes de Tinduf, en el oeste de Argelia, según han confirmado a Europa Press fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

   A la 1.00 hora peninsular española han llegado los doce cooperantes españoles junto con los dos franceses y el italiano a Madrid, después de que Exteriores emprendiera una repatriación "voluntaria" a tenor de los "indicios" sobre un "severo incremento de la inseguridad" en la zona ante posibles acciones terroristas.

   Los quince cooperantes han estado acompañados en todo momento por el director general de la Agencia Española de Cooperación Internacional, Juan López-Dóriga, durante el vuelo en el avión de las Fuerzas Armadas enviado a la base militar de Tinduf.

   En una comparecencia de prensa, el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha precisado que la evacuación comenzó el pasado viernes cuando los cooperantes fueron trasladados de los lugares donde trabajaban a la base argelina de Tinduf.

   García-Margallo ha achacado la amenaza terrorista a la situación de inestabilidad que vive Malí, donde la mitad norte del país, la región del Azawad, se ha convertido en una "plataforma terrorista, en palabras del ministro, cuyo control está en manos de los rebeldes tuareg del Movimiento Nacional para la Liberación del Azawad (MLNA) y los milicianos islamistas del Ansar Dine, vinculados a la organización terrorista Al Qaeda. Esta región, ha enfatizado García-Margallo, "está a punto de convertirse en un nuevo Afganistán", si bien "la situación es menos extrema".

PLATAFORMA TERRORISTA EN MALI

   García-Margallo ha explicado que la inestabilidad política en Mali ha provocado que el norte de aquel país se haya convertido en "plataforma terrorista" desde donde estos grupos realizan todas sus acciones en la región. De hecho, ha recordado que los dos cooperantes españoles recién liberados permanecieron casi todo su secuestro en Mali.

   Es más, el ministro ha advertido de que algunos analistas consideran que el norte del país africano "está a punto de convertirse en un nuevo Afganistán", si bien ha hecho hincapié en que su opinión es que "la situación es menos extrema".

   En cualquier caso, ha aprovechado para señalar que el Gobierno español ha ofrecido su ayuda para salir de la zona a cooperantes de otras nacionalidades y ha hecho un llamamiento a las ONG presentes en la región para que sean "plenamente conscientes del peligro" para los cooperantes extranjeros, por lo que ha pedido que "extremen al máximo la prudencia".

   Para atajar la situación de inestabilidad que se vive en la región a raíz de la crisis maliense, el ministro ha explicado que la Unión Africana y la Comunidad Económica de Estados del África Occidental (CEDEAO) han solicitado al Consejo de Seguridad de la ONU que dé mandato y cobertura a una operación militar que "no sólo tendría como objetivo asegurar las instituciones en Bamako, sino también hacer frente a los grupos terroristas que se han adueñado del norte del país".

   Según García-Margallo, el Gobierno español apoya estos "esfuerzos, incluyendo la posibilidad de desplegar una fuerza militar en Mali". Además, ha dicho que el Ejecutivo estaría dispuesto a "estudiar y prestar apoyo a dicha misión", para lo cual ha añadido que sería "importante" contar con el respaldo de países vecinos como Argelia, Nigeria o Mauritania.

PRIMERO ASEGURAR BAMAKO

   A la hora de una posible intervención en Mali, el ministro considera que primero hay que "mirar al sur", es decir, hacia la capital, Bamako, para "tratar de asegurar un gobierno de transición de unidad nacional", para después "mirar al norte" para combatir a los grupos terroristas que operan en la zona, uno de ellos Al Qaeda en el Magreb Islámico.

   En cualquier caso, ha insistido en que España "se siente concernida y afectada" por lo que está ocurriendo en Mali y ha asegurado que estará "junto a sus aliados en el apoyo a las fuerzas africanas en el tiempo y forma que determine la Unión Europea".

   Asimismo, el ministro ha manifestado el "compromiso" de España con los campos de refugiados saharauis y ha dicho que espera que las circunstancias actuales en la región "terminen lo antes posible" para que los cooperantes puedan regresar y continuar con la labor humanitaria que vienen realizando.

 

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies