El extesorero del Alianza Popular dice que se empezaron a financiar con "amigos" y que sólo hubo una contabilidad

 

El extesorero del Alianza Popular dice que se empezaron a financiar con "amigos" y que sólo hubo una contabilidad

360459.1.644.368.20170713133628
Vídeo de la noticia
Actualizado 13/07/2017 18:20:21 CET

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El que fuera tesorero de Alianza Popular entre 1982 y 1987 Ángel Sanchís ha explicado este jueves en el Congreso que la formación que fundó Manuel Fraga se empezó financiando con aportaciones de "amigos", pero que sólo hubo una contabilidad durante el tiempo que él estuvo en el cargo.

Así lo ha detallado durante su comparecencia ante la comisión que investiga la presunta financiación ilegal del PP y ante las preguntas que le han formulado los comisionados. Sanchís ha contestado a todas las cuestiones, algunas incluso en contra del criterio de sus abogados, puesto que está acusado en la primera parte de la trama 'Gürtel' --del que cree que será sobreseído-- y podría haberse acogido a su derecho a no contestar.

El extesorero ha explicado que cuando Fraga creó Alianza Popular no tenían "un duro" y comenzaron a financiarse a través de sus propias aportaciones y las donaciones de "amigos" y "amigos de amigos", de las que ha asegurado que llevaba la contabilidad, pero ha apuntado que no conserva ya esas anotaciones.

"Yo conocí a Fraga cuando ni siquiera existía Alianza Popular y empecé a ayudar a financiarlo. No había dinero y lo financié desde el primer momento", ha asegurado, en respuesta a las preguntas del diputado socialista, Felipe Sicilia.

LOS EMPRESARIOS DABAN DINERO "SIN NADA A CAMBIO"

"Estábamos en la indigencia. Yo pagaba la luz muchos meses", ha asegurado para añadir que, por ello, realizaban reuniones de "amigos", algunos empresarios y otros no, a los que pedían ayuda, pero "como particulares", si bien no ha querido revelar su identidad.

"Ahí pedíamos financiación a título personal. Teníamos muy poco poder por aquel entonces. Quienes tenían dinero era quienes estaban en el poder, como el PSOE y otros", ha señalado, para añadir que dejó de pedir fondos "a particulares" cuando dejó de ser tesorero.

Según ha explicado, él mismo puso fondos para Alianza Popular y también financió al PP "con muchos millones" y "a cambio de nada" algo que nadie en el partido le ha agradecido nunca. En este punto, ha defendido que había otros empresarios que, como él, hicieron aportaciones "sin pedir nada a cambio" y, ha confirmado que algunos lo al acabar los mítines.

Sanchís ha querido dejar claro que recibir dinero de manos de empresarios por aquel entonces no era ninguna ilegalidad pero, en todo caso, ha insistido en que Fraga no daba "nada a cambio" a ninguno de ellos. Es más, ha recordado que cuando acudían a la sede del partido a entregar el dinero, el entonces presidente del partido les despachaba "con un libro y puerta". "Yo no conocí nunca a nadie que tuviese la cara de pedir a Don Manuel algo a cambio", ha agregado.

CENAS DE 500.000 PESETAS EL CUBIERTO

Sanchís también ha explicado que en otra ocasión decidieron enviar "unos cientos de miles de cartas a cientos de españoles para pedirles dinero" --"pedíamos donaciones de 10.000 pesetas máximo", ha precisado-- y que llegaron a organizar cenas con Fraga en los que cada uno abonaba "500.000 pesetas" por el cubierto.

El extesorero ha ensalzado durante su comparecencia a Fraga, de quien ha dicho que fue la persona más "honesta, íntegra y trabajadora" que ha conocido, unas palabras que han molestado al portavoz de ERC, Joan Tardà, que en ese momento le formulaba las preguntas.

Es más, Sanchís, que aunque nunca ha militado en el PP, ha dicho que le defenderá y votará "siempre", ha llegado a decir que si Fraga hubiese gobernado, hoy no habría la corrupción que hay. "No le quepa la menor duda de que nos habría corrido a gorrazos a todos", ha llegado a comentar.

En cuanto a la campaña de 1986 y el exceso de fondos que utilizaron y no declararon según el Tribunal de Cuentas, Sanchís ha asegurado en un primer momento que no se acordaba de si habían rebasado o no el límite que marcaba la ley, aunque después ha acabado reconociéndolo. "Lo rebasaríamos. Tendrá usted razón", ha asegurado, ante la insistencia del diputado socialista. Eso sí, ha señalado que en aquel momento no le dieron "ninguna importancia a ese tema porque era lo común. "No tuvo ninguna trascendencia. Fue así y así fue", ha zanjado.

GALLARDÓN SE "PRECIPITÓ"

Cuando le han preguntado por el denominado 'informe Gallardón' que hizo el exministro de Justicia sobre el caso Naseiro, Sanchís ha incidido en que es amigo de su autor y que tras redactarlo le pidió "disculpas" y asumió que se "precipitó" al redactarlo porque cuando lo hizo "no conocía la verdad". En ese informe se afirma que Sanchís recaudaba fondos para el partido utilizando el nombre de Fraga.

Tampoco ha dado validez alguna a las grabaciones de sus conversaciones con el concejal del PP de Valencia Salvador Palop que, ha recalcado, fueron "anuladas" por el Tribunal Supremo por ser "ilegales" y haber sido manipuladas y montadas, según él por la Policía.

Su relación con Luis Bárcenas ha sido objeto de varias preguntas de los comisionados, a los que ha explicado que era "íntimo amigo" de su padre, que fue él quien le llevó al PP y que confía en su palabra. "Creo todo lo que diga y me merece todos los respetos", ha dicho.

Además, ha reconocido que Bárcenas le prestó tres millones de euros para sus negocios en Argentina y que el extesorero le autorizó para consultar sobre sus cuentas en un banco suizo, con el objetivo de que pudiera comprobar si el dinero que le iba a dejar era de "buena procedencia" porque él es un "ordenado comerciante" y quería conocer la "trazabilidad" de las cantidades que iba a recibir.

Pero ha remarcado, a preguntas de la diputada de Ciudadanos Melisa Rodríguez, que no ayudó a Bárcenas a "vaciar" ninguna cuenta en Suiza y que "nunca" compartió con él ni con su mujer, Rosalía Iglesias, la titularidad de ninguna cuenta bancaria. Sí ha admitido, no obstante, que Iglesias fue una de las muchas accionistas de alguna de sus empresas.

30 AÑOS DE AMISTAD CON BÁRCENAS

Sanchís ha señalado que no tuvo conocimiento de la existencia de los conocidos como 'papeles de Bárcenas' pese a la amistad que le unía a él desde hace 40 años, porque el extesorero nunca le dijo que hubiese una contabilidad B ni sobres. "Jamás me dijo eso ni él ni nadie del partido --ha insistido--. Todo esto me suena a chino".

Por eso, ha admitido que se sorprendió cuando aparecieron esos 'papeles' y, de hecho, ha apuntado que le recriminó a Bárcenas que no le hubiera comentado nada al respecto, aunque ha recalcado que él no es nadie para "juzgarle". "La verdad judicial será la que será y cuando llegue ese momento, le reconvendré o le retiraré la palabra", ha comentado Sanchís, apuntando que su amistad se "enfrió" cuando entró en la cárcel.

Sanchís ha admitido que no se siente "traicionado" por Bárcenas pero sí le ha "decepcionado" que "no haya actuado como debía". Aún así, ha subrayado que cree que es "inocente" aunque ha insistido en que será la Justicia la que determine la verdad. "Y a esa me atendré", ha apostillado.

Además de a Fraga, el extesorero de AP ha ensalzado a Mariano Rajoy, "un gran presidente" y un hombre "muy honesto" al que conoce hace "20 o 30 años", pero ha negado que éste le pidiera en una boda en la que coincidieron que mediara para que Bárcenas dejara su escaño como senador cuando saltó el escándalo de los 'papeles'. "A mi no me pidió nada Rajoy. Fui yo quien le aconsejé que dimitiese", ha dicho.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies