Ezenarro cree que a la IA de Batasuna "le queda mucho recorrido" para "una unión más estratégica" con Aralar

Aintzane Ezenarro
EUROPA PRESS
Actualizado 07/02/2012 12:57:18 CET

Dice que Batasuna ha iniciado su propio camino de reconocimiento a las víctimas, "aunque todavía no lo haya hecho en primera persona".

BILBAO, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

La portavoz parlamentaria de Aralar, Aintzane Ezenarro, ha manifestado que a la izquierda abertzale de Batasuna "le queda mucho recorrido" por hacer en materia de derechos humanos para "una unión más estratégica" con su formación.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Ezenarro ha manifestado que ambos partidos tienen "cada uno su propio espacio", y ambos representan "a partes diferentes en esta sociedad".

"No obstante, eso no quita que no podamos colaborar puntualmente, pero creo que a la izquierda abertzale representada por Batasuna le queda mucho recorrido por hacer todavía en materia de derechos humanos para ir a una unión más estratégica", ha valorado.

La representante de Aralar ha señalado que "la izquierda abertzale, representada por Batasuna, ha iniciado su propio camino de reconocimiento a las víctimas de ETA, aunque todavía no lo haya hecho en primera persona".

"Y le falta, precisamente esto, pasar del reconocimiento de la existencia de las víctimas, que es algo objetivo que está ahí, al reconocimiento de su propia responsabilidad para con estas víctimas, con la existencia de estas víctimas", ha destacado.

A su juicio, "el camino está iniciado y no tiene vuelta atrás", y por ello, se ha mostrado optimista. "Vamos a poder alcanzar un acuerdo para poder convivir, no sólo en una situación de no violencia, sino para poder convivir desde la diferencia y construir futuro entre todos", ha dicho.

EL RELATO

Sobre el relato de lo sucedido en Euskadi, Aintzane Ezenarro ha destacado que, "evidentemente, a la hora de hacer un análisis de lo que ha pasado, las diferentes sensibilidades, e incluso las diferentes vivencias de los diferentes sectores, nunca van a coincidir en el diagnóstico" de lo ocurrido.

Por ello, ha considerado que "no hay que aspirar a compartir el diagnóstico", pero sí "a intentar conseguir un acuerdo de mínimos en relación a la valoración ética que hace de lo que ha pasado para acordar un 'Nunca más'".

"La garantía de no repetición es que seamos capaces de hacer una valoración ética de lo que ha pasado y decir que nunca más se puede anteponer ninguna causa política a la dignidad y los derechos humanos", ha manifestado.

A su juicio, eso es algo "que se puede y se debe compartir, y a partir de ahí, cada uno tendrá que mirar, algunos más que otros, cuál ha sido su propia responsabilidad en relación al sufrimiento padecido en este país". "No encajan todavía todas las piezas, pero estamos haciendo un camino", ha aseverado.

DERECHOS HUMANOS

En cuanto a los derechos humanos, ha precisado que éstos "deben ser reconocidos unilateralmente" y ha señalado que el Gobierno central "no está a la altura de las circunstancias porque la Ley permite una política penitenciaria más flexible, e incluso exige que los presos estén lo más cerca posible de sus domicilios".

Además, ha precisado que también está pendiente la renovación del Tribunal Constitucional y todas las sentencias de la 'doctrina Parot' que "habrá que revisar rápido". "Esto lo tenemos que exigir, pero sin olvidar que los pasos deben darse desde el paradigma de la unilateralidad", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies