Familiares de una joven desaparecida en Motril (Granada) hace ocho años organizan hoy una concentración

Actualizado 16/08/2008 10:47:53 CET

MOTRIL (GRANADA), 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

Familiares y amigos de María Teresa Fernández, la joven desaparecida en Motril (Granada) el 18 de agosto de 2000 durante las fiestas patronales, organizarán a las 20.30 horas de hoy sábado una concentración al pie del Santuario de la Virgen de la Cabeza "para que nadie olvide lo que están sufriendo", tras cumplirse ocho años de la desaparición de la niña.

Así lo informó a Europa Press el padre de la joven, Antonio Fernández, quien comentó que el año pasado no realizaron ningún acto "porque estábamos anímicamente débiles" pero este "se han armado de ánimos para volver a la calle".

Familiares y amigos han portado camisetas con la foto de la joven durante la inauguración de la Feria de Día de Motril, el pasado lunes, "porque tenemos que aprovechar estos días donde se concentra tanta gente", comentó Fernández, quien recordó que su hija desapareció durante las fiestas patronales de 2000, por lo que confió en que alguien que "venga de fuera pudiera ver algo", ya que, según dijo, "lo más insignificante puede ser vital para el caso".

Fernández agradeció las muestras de cariño que están recibiendo durante todo el año "y sobre todo en estos días". Además, reconoció el gesto del equipo de fútbol de la Segunda División Nacional (Liga BBVA), Granada 74 SAD, que durante la temporada pasada "cedió un espacio publicitario en el campo y los jugadores posaron con las camisetas para que tuviera más repercusión".

NUEVA PISTA

El jefe de la Policía Judicial de Motril, Francisco Polo, es el encargado de la investigación del caso de María Teresa y ha declarado que "aún se está trabajando en una carta que recibieron los padres hace más de un año" y en algunas llamadas de teléfono.

La novedad según el responsable del caso es una línea de investigación "en la que hemos empezado a trabajar ahora" que está dando buenos frutos por el momento "aunque tampoco podemos dar una falsa esperanza a los familiares", matizó.

Así, comentó que al igual que sí se hizo público que estaban trabajando con una carta que recibieron los padres el año pasado en su domicilio, en esta ocasión "la información de la que disponen es mejor no desvelarla para que llegue a buen puerto" y agradeció que muchas personas aporten cualquier dato, lamentado a su vez la actitud de otras que llaman a la familia "para gastar bromas macabras".

Polo confirmó que los padres reciben una información periódica de cómo va el caso de su hija "porque es una situación muy complicada para la familia", sentenció.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies