Feijóo defenderá en la UE un dictamen sobre cooperación transfronteriza que abre nuevas vías de financiación

Feijóo, en una intervención en el Comité de las Regiones en Bruselas
EP/XUNTA
Actualizado 27/01/2011 9:03:57 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, intervendrá este jueves en el Pleno del Comité de las Regiones (CdR) de la Unión Europea (UE), donde volverá a defender como relator el dictamen 'Nuevas Perspectivas para la revisión del reglamento de las Agrupaciones Europeas de Cooperación Transfronteriza (AECT)', que busca ampliar las posibilidades de financiación de las regiones a través de estos mecanismos de cooperación.

Previamente, Núñez Feijóo comparecerá en una rueda de prensa con la presidenta del CdR, Mercedes Bresso, en la que avanzará el contenido de un dictamen que tiene como objetivo "fortalecer" el papel de las AECT y, a través de ellas, las vías de captación de fondos europeos.

En este sentido, la propuesta que previsiblemente validará el CdR será "especialmente favorable" para Galicia, que fue precisamente una de las primeras regiones en constituir una AECT junto con el Norte de Portugal.

En su tercer viaje institucional a Bruselas, Feijóo confía en seguir contribuyendo a que Galicia logre nuevos mecanismos de financiación europeo en el próximo ejercicio comunitario a través de dos vías. La primera de ellas pasa por "aprovechar al máximo" las sinergias de los territorios transfronterizos y la segunda, "seguir trabajando" para compensar "con un aterrizaje suave" su previsible pérdida de fondos estructurales en el próximo ejercicio comunitario.

'DICTAMEN FEIJÓO'

Con la experiencia propia de la AECT Galicia-Norte de Portugal y tras realizar un análisis exhaustivo de otras agrupaciones, el 'dictamen Feijóo' reivindica el papel de la cooperación transfronteriza. Así, recuerda que el Tratado de Funcionamiento de la UE sitúa, a partir de ahora, la cohesión territorial "en el mismo rango" que la cohesión económica y local y entiende que la AECT representa "uno de los principales vectores políticos y jurídicos" para aplicar este principio.

En este marco, defiende la "idoneidad financiera y económica" de canalizar "voluntariamente" a través de las AECT, entre otros instrumentos de cooperación territorial, los programas o proyectos de cooperación territorial "financiados por la Unión". En todo caso, deja claro que el "criterio fundamental" para obtener cofinanciación debe ser "la calidad" de cada propuesta presentada.

En el apartado de observaciones generales se enfatiza que la cohesión económica, social y territorial favorece que todos los Estados y entes territoriales se encuentren en mejores circunstancias para afrontar los desafíos que implica "la globalización" para una Europa que --constata-- pierde peso demográfico y económico "de forma acelerada" en la escena internacional.

Además, erige la AECT en "respuesta jurídico-comunitaria" a la institucionalización de la cooperación territorial de la Unión. Todo ello, eso sí, "sin perjuicio" de que las entidades territoriales europeas elijan "libremente" otras fórmulas "alternativas" con o sin personalidad jurídica, pero que no serían "genuinamente comunitarias, sino internacionales".

Por otra parte, propone "permitir" la participación en las AECT de entidades privadas --o semiprivadas-- que puedan contribuir a cumplir sus objetivos, tanto si se trata de empresas que desempeñan servicios de interés económico general en delegación de un servicio público (podría ser el caso de una fundación) como en el marco de asociaciones público-privadas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies