La FEMP espera que la reforma de la Administración Local respete la autonomía y coincide en adelgazar la estructura

Actualizado 14/07/2012 0:23:06 CET

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), a la espera de conocer el redactado definitivo del Anteproyecto de Ley aprobado por el Consejo de Ministros, confía en que el texto de la reforma de la Administración Local respete la autonomía y lo considera positivo ya que pretende acabar con la duplicidad de competencias. De esta forma, coincide con el Gobierno en la necesidad de racionalizar y adelgazar su estructura.

La FEMP ha anunciado que serán sus órganos de Gobierno los que realicen una valoración en profundidad del texto y formulen las alegaciones oportunas para mejorarlo en su trámite parlamentario.

Para la Federación, "el diálogo, la negociación, y el consenso son básicos para lograr la mejor de las reformas" para los Gobiernos Locales españoles. La FEMP cree que el modelo debe basarse en los principios de autonomía local, subsidiariedad, descentralización, proporcionalidad y suficiencia financiera de las Entidades Locales.

La entidad reitera su compromiso con las reformas estructurales que está acometiendo el Gobierno, ya que opina que son "necesarias" para que España vuelva a crecer y generar empleo y ha asegurado que las entidades locales "están dispuestas a hacer sacrificios, tal y como han venido haciendo", ya que es la Administración que más se ha ajustado a los objetivos de déficit.

En este sentido, el presidente de la FEMP, Juan Ignacio Zoido, ha manifestado que "los Ayuntamientos forman parte del problema, pero no son la principal preocupación". Además, ha recordado que "la local fue la única de las Administraciones que redujo su deuda pública en último ejercicio económico".

ANTEPROYECTO DE LEY

La eliminación de duplicidades y clarificar las responsabilidades locales para evitar que los Ayuntamientos asuman competencias impropias han sido los principales objetivos planteados en el Anteproyecto de Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local aprobado este viernes por el Consejo de Ministros. Las medidas contempladas en el mismo implicarán, según cálculos del Ejecutivo, un ahorro de al menos 3.500 millones de euros.

En relación con las retribuciones de los electos locales, el Anteproyecto subraya que ningún Alcalde ni Presidente de Diputación podrá cobrar más que un Ministro, y que las retribuciones de la Corporación Municipal no podrán exceder el 0,6% de los gastos totales del Presupuesto Municipal.

La reforma de la Administración Local vendrá a modificar la actual Ley de Bases del Régimen Local con el objetivo de reasignar competencias y garantizar mayor eficiencia en el funcionamiento de la Administración Local, según ha asegurado el Gobierno.

El Anteproyecto plantea la supresión de las mancomunidades cuya sostenibilidad financiera no esté asegurada y sus competencias pasarán a ser ejercidas por las Diputaciones Provinciales. También plantea la disolución de 3.725 entidades locales menores que serán absorbidas por los Ayuntamientos de los que dependan.

La modificación no contempla la supresión de ningún municipio pero fomenta la agrupación de servicios y potencia el papel de las Diputaciones Provinciales, que se encargarán de prestar aquellos servicios que los municipios menores de 20.000 habitantes no puedan prestar con la calidad suficiente, según anunció el Ministro Montoro en su comparecencia ante los medios tras la reunión del Consejo.

Montoro explicó que esos estándares de calidad serían baremados por el Ministerio de hacienda y Administraciones Públicas.

Otro de los puntos anunciados fue el relativo a la reducción del número de Concejales en las próximas elecciones, ya que se elegirán 21.338 menos de los que hay actualmente, y se reforzará la figura del interventor municipal, que dependerá funcionalmente de la Administración General del Estado.