Fernández dice que "cuesta entender" que EH Bildu no asuma el lema "fue injusto" porque hay que pensar en las víctimas

Jonan Fernández
IREKIA - Archivo
Publicado 09/03/2018 10:58:57CET

Advierte de que los ataques a sedes de PNV o PSE suponen una "vuelta al pasado que debe ser rechazada de manera compartida"

BILBAO, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación del Gobierno Vasco, Jonan Fernández, ha señalado que "cuesta entender" que desde EH Bildu no se asuma el lema "fue injusto" adoptado para el acto de celebración de este sábado en Bilbao del Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo y ha incidido en que "cuando se elige un lema como éste, en quien debemos pensar y centrar el análisis es en las víctimas".

En declaraciones a Onda Vasca, recogidas por Europa Press, Fernández se ha referido a la aparición en sedes de PNV y PSE de pintadas en las que se calificaba a ambas formaciones de "asesinos", cuestión que Fernández ha considerado supone una "vuelta al pasado que debe ser rechazada de manera compartida".

"Tenemos que trabajar con reglas de juego compartidas. Cada vez damos más importancia a buscar puntos de encuentro en ámbitos relacionados a la convivencia y este tipo de actitudes y métodos deben ser rechazados", ha sostenido.

En este contexto, se ha referido también al fallecimiento del preso de ETA Xabier Rey en la prisión de Puerto III de Cádiz, donde apareció con cortes en los brazos, y ha incidido en que hay tres cuestiones que deben valorarse de manera separada.

"Hay un sentimiento de condolencia con respecto a la familia y allegados del preso fallecido en circunstancias dramáticas, pero también está la posición de reclamación de una política penitenciaria diferente y, en tercer lugar, la consideración que merecen las víctimas en este tipo de situaciones", ha enumerado, para añadir que se tiene que tratar de conjugar "una actitud respetuosa en todos los sentidos".

A su juicio, hace falta una "visión global" de la "complejidad de la situación que se vive", ya que las vulneraciones de derechos humanos no son solo "puntuales sino con efectos en el tiempo por lo que están vivas en diferentes ámbitos".

"SENSACIÓN DE RETROCESO"

"Estos procesos no son lineales. El haber vivido cinco décadas subsumidos en situaciones de violencia, terrorismo y vulneraciones de derechos humanos generan inercias y situaciones que no se superan de la noche a la mañana. En ocasiones, vivimos momentos de retroceso y probablemente, en este momento, vivimos esa sensación de retroceso con algunas de las cuestiones que están pasando", ha añadido.

En esta línea, ha reconocido que "cuesta entender" que desde EH Bildu no se asuma el lema "fue injusto" adoptado para el acto de celebración de este sábado en Bilbao del Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo, cita a la que no acudirá la coalición soberanista aunque sí EA.

"Cuando se elige un lema como éste en un día como el de mañana en quien debemos pensar y centrar el análisis es en las víctimas. No pensamos si el efecto del eslogan será mejor o peor en unos u otros sino en si respondemos a algo importante para las víctimas de todos los terrorismos", ha descrito.

Para Fernández, es "fácilmente comprensible" que si determinados "asesinatos y acciones de violencia" se realizaron en un "contexto en que se defendía que aquello era justo, una de las reparaciones que merecen las víctimas es decirles que fue injusto".

"La reparación puede tener una vertiente económica, pero también tiene una vertiente moral que es de las más importantes que merecen las víctimas que han tenido que soportar que aquello que sufrieron fuera justificado", ha denunciado, para añadir que es por eso que "decirles como sociedad vasca que fue injusto tiene una importancia radical".

Por ello, ha resaltado que el mensaje está dirigido a las víctimas del terrorismo de ETA, pero también del GAL o del Batallón Vasco Español u organizaciones similares, ya que "en ese sentido no hay diferencias". "Cualquier víctima del terrorismo merece que se le diga que lo sufrido fue injusto", ha afirmado.

Tras reconocer que, en los últimos días, el Gobierno Vasco ha apostado por "no entrar en polémicas" para no "desenfocar el hecho y que la centralidad del acto son las víctimas", ha valorado que en Bilbao se congregarán "víctimas de ETA, del GAL, del Batallón Vasco Español, una representación de Víctimas del 11 de marzo, así como una parte importante de las instituciones vascas y de la pluralidad política".

De este modo, ha incidido en que en el acto se va a querer transmitir a las víctimas que lo que sufrieron es injusto, pero también hay una segunda parte, "que se mire al futuro". "El futuro y la convivencia la tenemos que construir todos, víctimas y sociedad. No podemos entender el futuro sin unión entre víctimas y sociedad", ha advertido.

Cuestionado por las relaciones del Gobierno Vasco con los responsables de la Asociación de Víctimas del Terrorimo (AVT), Fernández ha destacado que "hubo un punto de inflexión en 2014 cuando el lehendakari pronunció una autocrítica fuerte y, a partir de ese momento, se abrió un periodo de colaboración más estrecha y confianza tanto con la AVT como con otras asociaciones".

"Todo eso lo desarrollamos en el Consejo vasco de Participación de Víctimas del Terrorismo. El diseño y el eslogan fue consultado en ese órgano y tuvo buena apreciación por parte de todos", ha valorado.

GOBIERNO ESPAÑOL

Por contra, ha lamentado que en lo referido a las relaciones con el Gobierno central, desde la Dirección que lidera "trabajamos en lo que podemos", pero "nos gustaría trabajar más, aunque no es fácil encontrar ámbitos de colaboración directa en estas materias".

"En lo referido a cuestiones asistenciales a víctimas, hay un nivel de colaboración estrecho, pero a nivel político nos parecería importante que hubiera mayor colaboración, aunque de momento no es posible", ha lamentado.

Según ha insistido, el Ejecutivo central no es "receptivo a nuestros planteamientos" respecto a un cambio en política penitenciaria, pese a que "somos insistentes".

"Hay una posición muy cerrada. El ministro de Justicia dijo que no hay una sola razón que haga pensar que hay que cambiar la política penitenciaria, algo que es discutible porque razones hay, otra cosa es que no las quieran considerar", ha denunciado.

En su opinión, "el mero hecho de que las instituciones vascas pidan, "prácticamente de manera unánime", un cambio en política penitenciar "ya es una razón". De este modo, Fernández ha reconocido que hay "trabajo por debajo" entre Gobierno Vaco y central, pero "de momento no ofrece resultados".

DECISIÓN DE FRANCIA

Tras considerar que la decisión del Gobierno francés de acercar a algunos presos de ETA a cárceles cercanas al País Vasco es "importante", ha afirmado que "abre un precedente importante y rompe la cerrazón que había en política de acercamiento de presos".

Asimismo, ha reiterado que lo relativo al acercamiento de presos sería "legalmente factible" y ha apostado también por "ofrecer una canal claro para favorecer las políticas de reinserción".

En referencia a los presos, ha considerado que deberían desarrollar "aquello que las vías legales les permiten" como la solicitud de beneficios penitenciarios y ha destacado que "parece que ahora se ha empezado a hacer, pero sería importante que se hiciera de acuerdo a una lógica de viabilidad".

Por último, y cuestionado por el informe realizado por el Instituto Vasco de Criminología de la Universidad pública vasca que certificaba la existencia de casos de tortura, Fernández ha incidido en que "ningún país está libre de casi nada".

"Es una conducta irregular que debe ser prevenida. El Estado tiene un mecanismo de prevención porque es una realidad que existe y es importante actuar. Decir que nunca ha pasado nada no parece lo más lógico", ha concluido.