Fiscal pide un total de 464 años de prisión para 30 detenidos de "Operación Nova" que planearon atentar contra la AN

Actualizado 26/06/2007 17:42:03 CET

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El fiscal de la Audiencia Nacional Pedro Rubira solicita un total de 464 años y seis meses de cárcel para 30 presuntos terroristas islamistas, marroquíes y argelinos en su mayoría, que fueron detenidos en octubre de 2004 en el curso de la denominada "Operación Nova". Al líder de la célula, Abderahmane Tahiri, "Mohamed Acraf", se le acusa de crear cuatro células terroristas desde la cárcel de Topas (Salamanca) y de planear atentados contra diversos objetivos en España, entre ellos la Audiencia Nacional, que pensaban hacer volar estrellando contra ella un camión-bomba.

El Ministerio Público solicita para ellos penas de entre 2 años y medio y 46 años de cárcel por delitos de conspiración para cometer atentado terrorista, pertenencia a banda armada, falsificación de documentos oficiales y tenencia de útiles para la falsificación de tarjetas de crédito.

En su escrito de calificación provisional, que consta de 54 folios, el fiscal señala que "Mohamed Acraf" constituyó, como emir en la cárcel de Topas, un grupo de personas adoctrinadas en el pensamiento del 'salafismo jihadista', conectado a Al Qaeda. Entre sus objetivos se encontraban, además de la Audiencia Nacional, el Tribunal Supremo, la estación ferroviaria de Príncipe Pío, el parque Tierno Galván o la sede del PP en la calle Génova.

Sobre Tahiri, el escrito señala que durante su permanencia en prisión, en 2000, ideó la formación de cuatro grupos encuadrados en la red terrorista denominada "Mártires por Marruecos", de los que sería coordinador: uno que pasó a controlar su hombre de confianza Said Afif cuando abandonó Topas; un segundo en el Centro Penitenciario de A Lama (A Coruña), liderado por Dibali Abdellah; un tercer grupo situado en la provincia de Almería y un cuarto formado en Levante por otro de los lugartenientes de "Mohamed Acraf·, llamado Djilali Mazari.

Para el atentado contra la Audiencia Nacional los terroristas trataron de adquirir 1.000 kilos de Goma-2 Eco, de los cuales 500 serían utilizados en esta atentado y el resto para otras acciones terroristas. Su propósito era cargar la dinamita en un camión y lanzarlo a toda velocidad contra el edificio de la Audiencia Nacional en la calle Génova.