El fiscal retira los cargos contra los encausados por los altercados en un mitin de Acebes en Martorell (Barcelona)

Actualizado 26/06/2007 19:51:23 CET

MARTORELL (BARCELONA) 26 (EUROPA PRESS)

El fiscal de Martorell solicitó hoy la absolución de las cuatro personas imputadas en el juicio por los altercados ocurridos el pasado 10 de octubre de 2006 en Martorell durante un mitin del secretario general del PP, Ángel Acebes.

Según explicó la abogada defensora, Carme Herranz, del Col·lectiu Ronda, la argumentación de la defensa "ha conseguido convencer al fiscal de que no había base para el caso y ha decidido no formular ninguna acusación". De esta forma, la sentencia que emitirá la jueza de instrucción número 1 de Martorell deberá ser necesariamente absolutoria al no haberse solicitado ninguna acusación.

El juicio tuvo lugar hoy en Martorell en medio de una gran expectación. Una treintena de personas se manifestaron a las puertas de los juzgados para apoyar a los cuatro encausados, tres jóvenes de 20 a 25 años y un hombre de 55 años, que fueron identificados por la Guardia Civil como autores de unos presuntos delitos de desórdenes, atentado contra la autoridad y desobediencia.

Durante el procedimiento judicial, la jueza rebajó las imputaciones a una falta por desobediencia que podía conllevar multas de hasta 200 euros.

En el juicio comparecieron dos de los cinco agentes de la Guardia Civil citados, que se reafirmaron en sus acusaciones. Uno de los agentes declaró por videoconferencia desde Extremadura y, según la abogada defensora, que "si bien inicialmente había identificado a dos de los participantes, amplió su identificación a un tercero al que estaba viendo a través de una cámara".

Aparte de la declaración de los agentes de la Guardia Civil, la defensa aportó ocho testigos que declararon que la concentración fue espontánea y que no se produjo ninguna agresión ni ningún intento de impedir el mitin de Acebes.

Según Carles Muntaner, uno de los encausados, "hemos sido víctimas de una maniobra política ya que los únicos que se mostraron violentos fueron los miembros del PP arrancándonos una pancarta".